Comerciantes de la Central de Abasto acuden a sus locales a rescatar algo de mercancía y evaluar sus pérdidas materiales tras el incendio del miércoles por la noche.