El arzobispo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, convocó a la sociedad en general a dejar de lado envidias y egoísmos que no permiten un desarrollo adecuado y sólo engendran odio.