La actividad en las playas de Huatulco reinició con medidas restrictivas, restaurantes y hoteles laboran a un 30 por ciento de capacidad, el personal utiliza equipo de protección, se respeta la sana distancia, lo que ha dejado presencia de turistas que disfrutan nuevamente del litoral oaxaqueño.