A 15 meses del asesinato de Tomás Martínez Pinacho, el Frente Popular Revolucionario (FPR), acompañado de organizaciones sociales, exigieron justicia ante este crimen, el asesinato de más luchadores sociales y la criminalización de la lucha social.