Se incrementó en Oaxaca la demanda de oxígeno ante el aumento de casos de Covid-19 con complicaciones respiratorias, además de que cada vez es más complicado conseguirlo.