El proyecto “Campo zapoteca. Narrativa sobre la tierra del sur” cuenta historias que se centran en una familia zapoteca de San Blas Atempa, en el Istmo de Tehuantepec para entender el alcance de las condiciones de vulnerabilidad y la resistencia para una vida digna.

En estas escenas el maíz está presente como elemento principal para el trabajo, como herramienta de educación y enseñanza de técnicas para forjar un oficio, como modos de crianza y hasta en aspectos lúdicos. Es decir, el maíz se significa como elemento central para la concepción de la vida, del trabajo y de las relaciones sociales.