Después de ocho días de cierre, el centro de Tehuantepec, el mercado central y los comercios fueron reabiertos con limitaciones del flujo vial. La reapertura coincidió con un bloqueo por parte de materialistas de la CTM, el cual generó caos y aglomeración vehicular en el acceso principal del centro de esta ciudad.