El arzobispo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, convocó a todos los sectores, así como servidores públicos como presidentes municipales, diputados, el gobernador y presidente de la República, a anunciar el Evangelio con su testimonio, siendo buenas personas para cambiar a la sociedad en general.