La Comisión Nacional del Agua (Conagua) lleva a cabo un proceso de transformación para garantizar el suministro de líquido para la población, el campo y atención a fenómenos hidrometereológicos, lo que se fortalecerá con el respaldo de los gobiernos estatales.