Integrantes de la Guardia Nacional llegaron al encierro del ADO en donde Codep exige autobuses para que puedan regresar a sus comunidades. Tras verificar condiciones en el lugar, se retiraron unos metros para vigilarlos a la distancia.