La bailarina oaxaqueña Aleida Ruiz Sosa, acompañada de mujeres políticas, empresarias y activistas, puso en marcha la campaña “Que las niñas sean niñas y no esposas”, para frenar el matrimonio infantil que afecta a un número importante de menores en la entidad.