Integrantes de la Asociación de Agencias Funerarias de Oaxaca demandaron seguridad en una protesta que armaron en las oficinas de los Servicios de Salud, ya que durante la pandemia son víctimas de agresiones verbales, golpes, les han lanzado cloro y hasta pretendido quemarlos vivos, ya que en diversos lugares consideran que propagan el Covid-19.

A causa de ello el primer cuadro de la ciudad mostró un severo tráfico vehicular a pesar del llamado a quedarse en casa.