Es “politiquería”, responde Jara a detractores; renuncia de Saymi no está en la mesa

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- El gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, calificó como «politiquerías», los rumores que se vertieron en torno a la presunta mala organización y que se echara mano de “acarreados” en la Guelaguetza 2023.

Tras reiterar que la primera edición fue un éxito, aclaró que la renuncia de Saymi Pineda Velasco, titular de la Secretaría de Turismo, no está en la mesa.

«No existió ni una sola manifestación, tampoco hubo golpes», señaló entre alegría Jara Cruz.

Aceptó que existen puntos que corregir, tras protagonizar su primera edición de la Guelaguetza y dejó claro que esto ha servido a la «élite» para denostar el trabajo que ha realizado su administración.

«Estoy muy feliz», dijo tras responder a aquéllos que han señalado y acusado de la falta de organización y tacto en la planeación de la máxima fiesta de las y los oaxaqueños.

«Existen voces molestas porque participan 16 etnias que históricamente habían sido marginadas».

El mandatario estatal aseguró que con este primer Lunes del Cerro, Oaxaca se posiciona como el Corazón Cultural de México y que la Guelaguetza cerrará con broche de oro.

Adelantó que se registró una ocupación hotelera del 85 por ciento y un arribo de más de 27 mil 400 turistas, quienes dejaron una derrama económica de 99 millones de pesos, además de que se ha reportado un crecimiento en el número de turistas que viajan a Oaxaca por día al pasar de seis mil 200 a seis mil 664.

En tanto, reveló que se investiga al establecimiento que brindó los alimentos a la delegación de Santiago Jamiltepec, mismos que participaron en la primera edición de la Guelaguelagetza 2023, para determinar las sanciones correspondientes.

El mandatario estatal precisó que junto con la Secretaría de Salud se realizan las acciones pertinentes para determinar lo qué pasó al brindarles de comer a al menos siete integrantes de ese grupo folclórico originario de la región de la Costa.

Jara Cruz también desmintió que las delegaciones participantes hayan sido hospedadas en moteles y hoteles de mala calidad, se tuvo un trato digno, señaló.

En tanto se mostró respetuoso por el zafarrancho que se registró en la Guelaguetza Popular del magisterio, en donde el diputado federal, Irán Santiago, dio de qué hablar, mismo que fue calificado como persona «non grata».

error: Content is protected !!