Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Tras desistirse de un pacto con el grupo político-judicial del exmagistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Alfredo Lagunas Rivera, diputados de Morena –salientes– y del Partido del Trabajo (PT) dieron marcha atrás a la ratificación de tres magistrados que han sido calificados de espurios y son indagados por la Fiscalía General de la República (FRG), por diversos delitos.

Los magistrados que ya no serán ratificados por la Comisión de Administración de Justicia que preside la diputada de Morena, Elisa Zepeda Lagunas, son Luis Enrique Cordero Aguilar, Ana Mireya Santos López y Tito Ramírez González.

Pese a la resistencia de diputados comandados por el petista, Noé Doroteo Castillejos, ya existía una determinación del Tribunal Colegiado para dar paso a la remoción del cargo a los magistrados.

El pasado 15 de agosto, en dictámenes de primera lectura, la Comisión de Procuración y Administración de Justicia de la LXIV Legislatura, aprobó dictámenes para ratificar a esos magistrados que se han perpetuado en el cargo desde el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo como cuota del expresidente del TSJE, Alfredo Lagunas Rivera.

En la antesala de la sucesión gubernamental, ese grupo político-judicial pretendía perpetuarse en el poder para afianzar el control del Poder Judicial de Oaxaca en la próxima administración gubernamental que todo apunta sea ostentada por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El magistrado, René Hernández Reyes, también sería ratificado; sin embargo, éste ya presentó su solicitud de jubilación y le fue aprobada por el pleno del TSJE, por tanto su caso ya no será del conocimiento del pleno legislativo.

Así, tras semanas de señalamientos cruzados por parte de diputados del PT y Morena, en franca protección a los magistrados calificados de “espurios”, por fin este miércoles se someterán al pleno los dictámenes para la no ratificación por separado de tres magistrados y magistrada.

En el Congreso del Estado revelaron que la diputada Zepeda Lagunas, Magaly López Domínguez de Morena y Noé Doroteo Castillejos del PT, habían pactado la ratificación de esos magistrados y para ello, firmaron el dictamen en sentido positivo.

Este miércoles dieron marcha atrás los diputados de Morena y PT, quienes ya pactaron con los legisladores del PRI para no ratificar a los magistrados que han sido calificados de “espurios”.

Zepeda Lagunas y López Domínguez de Morena culminan sus cargos el próximo 13 de noviembre, mientras y Doroteo Castillejos del PT, continuará tres años más en el cargo al ser reelecto por la vía plurinominal para la LXV Legislatura.

López Domínguez, Zepeda Lagunas y Doroteo Castillejos han impulsado la magistratura de la polémica jueza, Erika Rodríguez Rodríguez, quien impugnó la designación del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, de los magistrados, Moisés Molina Reyes y Abraham Isaac Soriano Reyes.

Cabe recordar que Lagunas Rivera es el líder del grupo de magistrados Santos López, Cordero Aguilar, Hernández Reyes y Ramírez González.

Los magistrados calificados como “espurios”, además de ser investigados por diversos delitos, están a un pie de perder el cargo por resolución del Tribunal Colegiado, quien instruyó al Congreso del Estado dictaminar sobre su permanencia, mientras que éstos, afirman que la elección tácita ya se concretó y por tanto no pueden ser removidos, es decir, buscan perpetuarse en el cargo.

En el Congreso del Estado, señalan al diputado de Morena, Ericel Gómez Nucamendi de presuntamente pactar con Zepeda Lagunas, López Domínguez y Doroteo Castillejos para perpetuar en el cargo a los magistrados.