Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), Elizabeth Bautista Velasco, es deudora alimentaria, revelaron los hijos de la también exconsejera del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Los jóvenes Adrián G.H.B y José L.H.B. acusaron que Bautista Velasco incurre en influyentismo para evadir el pago que le ordenó un juez.

Por ello, solicitaron la intervención de la “Patrulla Feminista” –cuyo movimiento de activistas ha exhibido a diversos políticos del PRI, PAN, PRD, Morena, PVEM y funcionarios del Gobierno del Estado, así como alcaldes electos– para que la magistrada presidenta del TEEO pague los 449 mil pesos que les adeuda desde el año 2014 a la fecha por concepto de pensión alimenticia.

Fue el pasado mes de febrero cuando se ventiló en medios de comunicación que la presidenta del TEEO, Bautista Velasco, dejó de pagar la pensión alimenticia, violando con ello un mandato judicial.

Adrián, hijo de la magistrada presidenta del TEEO, reveló que a su hermano pequeño de nombre Marco A.H.B., quien padece un trastorno del espectro autista, le regatea el dinero.

Actualmente, Bautista Velasco sólo les ha recibido oficios donde se le emplazaba a pagar el recurso económico. No obstante, ha hecho caso omiso del mandato judicial.

José L.H.B. presentó en el Juzgado Quinto de lo Familiar del Centro su demanda de pensión en el mes de febrero, la cual hasta la fecha está detenida por influencias de la magistrada y a nueve meses no avanza el proceso, porque el resto de la planilla de liquidación ordenada en el Juzgado Cuarto de lo Familiar está deteniendo el procedimiento, pese a que ya fue emplazada la magistrada a pagar, pero la documentación sigue frenada.

Para el pasado mes de marzo la volvieron a emplazar a pagar, pero sin explicación alguna, el documento está congelado.

Los hijos de la magistrada presidenta del TEEO revelaron que para evitar el monto del pago, Bautista Velasco dice ante el juez que percibe un salario por 80 mil pesos cuando en realidad su salario, bonos y compensaciones son superiores a los 200 mil pesos.

La magistrada presidenta del TEEO enfrenta desde el 2015 una disputa legal con su exesposo, Adrián Gabino Hernández Bautista, a quien la exconsejera del IEEPCO logró que un juez lo encarcelara acusándolo del delito de violencia intrafamiliar.

Al no comprobarse la acusación, el entonces esposo de la hoy magistrada fue puesto en libertad y fue exonerado.

Con base a la narrativa de hechos, a partir de ese año se inició una disputa legal por la patria potestad de los tres hijos de la pareja.

Fue en el año 2018 cuando después de un largo proceso jurídico, el juez Cuarto Familiar dictó sentencia definitiva y otorgó la guardia y custodia categórica a favor de Adrián Gabino Hernández Bautista.

Además, le ordenó a la entonces consejera del IEEPCO pagar pensión alimenticia definitiva para sus tres hijos, pero contrario a lo que establece la ley no fue el juez quien fijó los montos, sino la propia presidenta del TEEO, quien definió por encima del ministro los porcentajes que habría de dar.

Además, resultado del juicio, se decretó una convivencia definitiva entre la hoy magistrada Elizabeth Bautista Velasco y sus hijos.

Con base al documento, se absolvió al padre de la prestación consistente en proporcionarle alimentos a la magistrada, y por el contrario se le condenó al pago de una pensión alimenticia definitiva para sus hijos Adrián Geovanny, José Luis y Marco Antonio, consistente en el 37%.

Correspondiéndole un 10% a Adrián Geovanny; un 10% a José Luis y un 17% a Marco Antonio en atención que padece un trastorno del espectro autista, más un déficit mental bajo, del sueldo y demás prestaciones que percibía como consejera electoral del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, ahora magistrada del TEEO.

Pero pese a que la magistrada fue quien fijó los porcentajes, la presidenta del TEEO interpuso un recurso de apelación, dando origen a la formación del Toca Familiar número 102/2019 radicado en la Primera Sala Familiar, en el que los magistrados de dicha sala familiar, sin acatar lo que ordena la Ley de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, con fecha 5 de diciembre del 2019, modificó la sentencia dictada por el juez Cuarto de lo Familiar, estableciendo a favor de Bautista Velasco la guarda y custodia de su hijo más pequeño.

No obstante, el padre promovió un Juicio de Amparo Directo en contra de la Resolución, por lo que le fue concedida la Suspensión Provisional, quedando las cosas como se encontraban hasta antes de emitir la sentencia de segunda instancia, por lo que Bautista Velasco debería de continuar cumpliendo con su obligación alimentista para con sus hijos.

El joven de 20 años de edad narró que el caso más reciente de tráfico de influencias ocurrió el pasado 3 de febrero del presente año, “cuando fui por el pago de mi pensión al Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, donde me negaron el acceso, argumentando que tienen una notificación del Juzgado Cuarto Familiar donde me suspenden el pago de la pensión. A pesar de que solicité se me mostrara el documento, el personal del organismo se negó, además de que yo y mis hermanos nunca fuimos notificados de esta suspensión”.

Por ese hecho, presentó una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), donde le informaron que en un lapso de una semana tendría una respuesta. Sin embargo, ahora el personal de la institución se niega a atenderlo y mucho menos exponerle el status que guarda su queja.