• Se registraron 35 casos nuevos que suman 23 mil 624 casos acumulados
  • El coronavirus no se transmite por picadura de mosquitos

Oaxaca de Juárez, Oax.- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) tienen registrados este lunes 23 de noviembre, 35 nuevos casos de COVID-19, que suman 23 mil 624 acumulados en la entidad.

Así lo informó la jefa del Departamento de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de los SSO, Argelia Julián Aquino en representación del titular, Donato Casas Escamilla, quien señaló que se han notificado 37 mil 480 casos, de los cuales 10 mil 250 han sido negativos, tres mil 606 son sospechosos, 21 mil 265 se han recuperado, y se contabiliza un deceso que suma mil 856 defunciones.

Señaló que la Jurisdicción Sanitaria número uno Valles Centrales contabiliza 15 mil 802 casos confirmados y 922 defunciones, Istmo dos mil 287 y 318 defunciones, Tuxtepec mil 865 y 270 defunciones, Mixteca mil 741 y 161 defunciones, Costa mil 214 y 119 defunciones, y la Sierra 715 y 66 defunciones.

Sostuvo que los 35 casos nuevos de COVID-19 se distribuyen en 18 municipios, siendo los que mayor número presentan: Oaxaca de Juárez con 12, San Pablo Etla tres, Santa Lucía del Camino, Salina Cruz, San Sebastián Tutla y Santa María Huatulco dos casos cada uno y el resto un solo caso.

Señaló que hay 512 casos activos, la Jurisdicción Sanitaria número uno Valles Centrales registra 421, Sierra 30, Costa 27, Mixteca 25, Istmo seis y Tuxtepec tres.

Añadió que de las mil 856 defunciones, el grupo de edad más afectado es el de 65 y más años, seguido de 50 a 59 y 60 a 64 años con 843, 434 y 268 respectivamente. Por sexo, mil 215 son hombres y 641 mujeres. Las comorbilidades asociadas son diabetes, hipertensión arterial, obesidad e insuficiencia renal.

Julián Aquino dijo que hay una ocupación hospitalaria global para la atención de pacientes con COVID-19 del 32.3%, de los cuales el 36.8% es sin ventilador y el 24.5% de camas con ventilador. Recalcó que se cuenta con cinco centros de valoración de primer contacto para pacientes con síntomas respiratorios, a los que pueden acudir con servicio de 24 horas.

En su intervención, la subdirectora de Enseñanza del Hospital General Doctor “Aurelio Valdivieso”, Gema Hernández Bernardino, impartió el tema: “Coronavirus, preguntas frecuentes” en la que destacó que en la actualidad no hay ninguna indicación sobre el uso de suplementos de micronutrientes como tratamiento de la COVID-19.

Ante la pregunta sobre si los zapatos pueden propagar el virus del COVID-19, resaltó que la probabilidad es muy baja, no obstante, como medida de precaución, especialmente en hogares donde haya bebés y niños pequeños que gateen o jueguen en el suelo, se debe considerar dejar los zapatos a la entrada de su casa, esto ayudará a prevenir el contacto con la suciedad o cualquier desecho.

Respecto a si comer ajo puede ayudar a prevenir la infección por el nuevo coronavirus, señaló que éste es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas; sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual.

La COVID-19 se transmite a través de gotas minúsculas de secreciones respiratorias expulsadas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. También es posible infectarse si se toca una superficie contaminada y posteriormente se lleva uno la mano a los ojos, la boca y la nariz.

El nuevo coronavirus no se transmitirse a través de picaduras de mosquitos. Hasta la fecha no hay información, ni pruebas que indiquen que la COVID-19 pueda ser transmitida de esta manera.

En este sentido, reiteró evitar el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos, y practicar una buena higiene de las manos y de las vías respiratorias.

Finalmente dijo que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados no previene de la enfermedad por coronavirus, ya que una persona puede contraer la COVID-19 por muy soleado o cálido que sea el clima. Expresó que se han notificado casos en países cálidos, por lo que para protegerse, las personas deben seguir con el lavado frecuente de manos y evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz.