Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Por el incremento en el costo de la gasolina y gas LP se alistan el aumento del precio en el pan blanco y de dulce, anunció el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panadera (Canaimpa) en Oaxaca, Armando Pascual Guzmán. El ajuste a la alza, podría ser entre .50 centavos a 1.00 peso.

La posible alza llevaría a que el costo de pan blanco o bolillo pase de 1.50 a 2.00 pesos mientras que el de dulce, podría sufrir un alza de 1 peso de manera generalizada.

Destacó que, pese a que año con año se mueve el costo de los insumos, la industria panadera se ha mantenido solidaria con la ciudadanía porque mantienen los costos bajos. “No nos disparamos en los precios porque sabemos que la gente tiene que comer”, destacó.

En este sentido pidió al gobierno estatal y federal considerar un subsidio al sector panadero para no sacrificar al sector y mantener el producto de primera necesidad a un precio accesible.

A nivel nacional, la Canaimpa a través de su directora general Claudia Isabel Ramos Flores, refirió que el azúcar subió un 40 por ciento al igual que las grasas (mantequillas y margarinas); mientras tanto la harina se elevó un 3 por ciento y el huevo un 2 por ciento.

En todo el país el sector panadero genera 450 mil empleos directos y un millón 500 mil indirectos. En la entidad son 3 mil 600 panaderías establecidas.

Actualmente hay 80 panaderos afiliados a Canaimpa Oaxaca y se estima en 3 mil 600 panaderos en todo el estado.

“El sector panadero no es la excepción en la cadena de afectaciones por el incremento a la gasolina y el gas, pero nosotros desgraciadamente no podemos encarecer el producto porque Profeco nos impide hacerlo debido a que el pan es un producto de primera necesidad”, apuntó Pascual Guzmán.

Además del gas y la gasolina; el azúcar, huevo, mantequilla, harina y leche, son otros insumos necesarios en la industria panadera, que incrementaron su costo.

Argumentó entonces que la situación los coloca ante un difícil panorama en el que tendrán que ajustar sus gastos operativos para no afectar el costo del producto. “Nosotros quisiéramos hacer como lo hacen por ejemplo los comerciantes de ropa que si les suben los insumos suben el costo de sus prendas, pero en el pan no se puede, lo que hacemos son ajustes”, anotó.