Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Luego de más de 90 días de bajar sus cortinas y acortar el personal, este 1 de julio los comercios en su totalidad, incluidos restaurantes, hoteles y restaurantes-bares, reabrirán, pese a que Oaxaca sigue en semáforo rojo.

Por disposición de la Secretaría de Salud Federal, los estados en semáforo rojo tendrán ocupación en hoteles del 25%. Alimentos en restaurantes y cafeterías sólo a domicilio o para llevar.

Peluquerías, estéticas y barberías, sólo a domicilio y con protocolos sanitarios. Parques, plazas y espacios públicos abiertos con aforo del 25%. Mercados y supermercados con 50% de aforo y una persona por familia.

En mercados, tianguis y supermercados es recomendable que solo pase una persona por familia; sin embargo, la Secretaría de Salud federal llamó a ser flexibles con padres y madres que por razones de cuidados necesitan ingresar acompañados de sus hijas e hijos menores. No hay razón para excluirlos.

No obstante, siguen suspendidos: gimnasios, albercas, centros deportivos y spa; centros comerciales, cines, teatros, museos, eventos culturales y conciertos; iglesias, templos, sinagogas y mezquitas; parques de diversiones, balnearios, ferias, centros nocturnos y salones de eventos.

En los estados en naranja: ocupación en hoteles del 50% igual que en áreas comunes. Restaurantes y cafeterías, 50% de aforo. Peluquerías, estéticas y barberías, 50% de aforo y citas. Parques, plazas y espacios públicos abiertos, 50% de aforo.

Mercados y supermercados, 75% de aforo y solo una persona por familia. Gimnasios, albercas, centros deportivos y spa con aforo del 50% y solo con citas.

Podrán operar con 25% de aforo: centros comerciales, cines, teatros, museos, eventos culturales y conciertos, e iglesias, templos, sinagogas y mezquitas. Siguen suspendidos parques de diversiones, balnearios, ferias, centros nocturnos y salones de eventos.

En semáforo rojo y naranja los juegos de deportes profesionales deberán ser a puerta cerrada y sin público.

Pese a ello, los comercios en pequeño se dijeron listos para la reapertura de actividades, anunció el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño y Servicios Turísticos de Oaxaca, (Canacope-Servytur) Oaxaca, Salvador López López.

De acuerdo con el líder de cámara, lo anterior estuvo acordado con la autoridad municipal en la última plática sostenida la semana pasada en la que se expuso la necesidad económica de volver a trabajar.

“Ahí nos informaron que el 1 de julio se reactivarían las actividades económicas y comerciales. No estamos transgrediendo los ordenamientos del cabildo, esa información que nos dieron hasta el momento sigue vigente», expuso.

En la reapertura -dijo- los negocios trabajarán al 50 por ciento de su capacidad instalada, guardando la sana distancia y con los protocolos establecidos que incluye una programación de servicios de sanitización para todos los afiliados a la Cámara, que empezarán a partir de mañana y se desarrollarán todos los días. Así también tendrán cursos de capacitación para propietarios y trabajadores para que conozcan los protocolos sanitarios que se van a implementar.

Para ello -agregó- recibieron de la Secretaría de Turismo del gobierno de Oaxaca apoyo con mascarillas, gel antibacterial y caretas con el fin de brindar seguridad a la plantilla laboral, así como al público en general.

Serían al menos 200 locales los que se reintegrarían a las labores, dado que ya había algunos en actividades normales debido a que son de giros esenciales como farmacias y tiendas de abarrotes.

El dirigente de la Canacope prometió que será de manera ordenada de tal manera que cuando se haya cumplido con la sanitización y la capacitación, recibirán a sus clientes.

“Sabemos que las ventas van a estar bajas, pero queremos crear esa confianza tanto en los trabajadores como en potenciales clientes”, apuntó.

Por lo pronto, confió en que el número de casos positivos de COVID-19 vaya a la baja en los siguientes días para que pronto pueda cambiar el semáforo de rojo a naranja.

Hasta el momento -indicó- desconocen si todos los comercios regresarán con su plantilla laboral completa o habrían hecho recortes, tampoco cuántas ya no abrirán, aunque el cálculo estima que quizá sea el 10 por ciento por quiebre.