Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Tras dos semanas de divulgarse la versión extraoficial, por fin este martes, Eviel Pérez Magaña llegará a tomar las riendas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en sustitución de Eduardo Rojas Zavaleta.

El hecho había sido confirmado en la semanada pasada por el actual dirigente estatal a este reportero y este mismo lunes reconfirmado que mañana martes se haría el cambio de estafeta partidaria.

No obstante, el pasado 26 de marzo, mediante oficio SO/SP/RAC/03/001, signado por el secretario de organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Ricardo Aguilar Castillo y dirigido a las presidentas y presidentes de los comités directivos estatales del PRI, les advierte que los procesos de renovación de las dirigencias, no deben de coincidir con ningún proceso interno ni entre el inicio del proceso electoral para no poner en riesgo la legalidad de los actos partidarios.

Por su parte, Rojas Zavaleta, confirmó que tiene la invitación del mandatario estatal, Alejandro Murat Hinojosa, para mantener continuidad en su proyecto político-gubernamental.

En el caso de Pérez Magaña, no arribará como Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, si no bajo una figura de delegado o enviado especial, debido a que el articulo 173 de los estatutos del Revolucionario Institucional establece que los proceso de renovación de sus dirigencias, sectores y organizaciones a nivel nacional, de las entidades federativas, municipales o demarcaciones territoriales no deben de coincidir con ningún proceso interno ni del proceso electoral.

En el caso de la Secretaría General del PRI, se especuló sobre la llegada de Mariana Benítez Tiburcio, actual candidata a diputada local plurinominal en la lista 1 del PRI. No obstante, la misma ex diputada federal, aclaró a éste reportero que no será la secretaria general del instituto político.

“No será la secretaria general del PRI porque creo firmemente que deben ser incluidas otras mujeres. Debe de haber espacios para más mujeres. Hay muchas mujeres talentosas en el PRI”, atajó.

Por su parte, Pérez Magaña evitó polemizar, no obstante, confirmó a este reportero que está en la espera de que se tomen los acuerdos y decisiones político-partidarias sin violentar los estatutos y generando los consensos.

El pasado 26 de marzo, mediante oficio SO/SP/RAC/03/001, signado por el secretario de organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Ricardo Aguilar Castillo y dirigido a las presientas y presidentes de los comités directivos estatales del PRI, les advierte de las implicaciones de los cambios de dirigencias.

En el caso del PRI, refiere que el segundo párrafo del artículo 173 de sus estatutos, establece que los procesos de renovación de las dirigencias, sectores y organizaciones a nivel nacional, de las entidades federativas, municipales o demarcaciones territoriales del PRI, no deben de coincidir con ningún proceso interno ni entre el inicio del proceso y hasta el día de la calificación del cómputo de la elección constitucional de que se trate.

“En virtud de lo anterior y a fin de blindar la actuación de nuestro instituto político dentro del cause jurídico en los procesos electorales federal y locales que se desarrollan en nuestro país, se exhorta al estricto cumplimiento del mandato citado por lo que no deberán realizarse renovación de dirigencias de nuestro partido, sus sectores y organizaciones, evitando con ello poner en riesgo la legalidad de nuestros actos partidarios en estos procesos electorales”, sentencia el documento firmado por Aguilar Castillo.

“Esperando contar con su comprensión y solidaridad, les envío un fraternal abrazo”, cierra el Secretario de Organización del CEN del PRI.