Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Es en serio. Aún cuando pasa por un difícil y peor momento político-gubernamental, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, se destapó para candidato a gobernador por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y así suceder en el cargo al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa.

A través de una publicación en su cuenta la red social Facebook, anunció que una vez que inició formalmente el proceso de entrega-recepción con el equipo que integra el presidente municipal electo, Francisco Martínez Neri, enviará una carta al presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carillo, para notificarle que competirá en el proceso interno por la nominación.

“Una vez que iniciamos oficialmente, junto con el Cabildo, el proceso de entrega-recepción con el equipo que integra mi amigo el presidente municipal electo, Francisco Martínez Neri, enviaré una carta al presidente de mi partido, mi amigo Mario Delgado, para manifestarle mi intención de contender por la gubernatura de nuestro estado, la más alta responsabilidad dentro de la función pública estatal que hoy recae en la figura de mi amigo el gobernador Alejandro Murat”, escribió el munícipe que recientemente ha sido vilipendiado por sus opositores y cuestionado por la ciudadanía.

García Jarquín refirió que ha revisado las trayectorias del resto de aspirantes y aun cuando dijo que todos y todos son valiosos, unos tienen más méritos que otros.

Respecto al senador de la República, Salomón Jara Cruz, reconoció que no le simpatiza, pero formó Morena en Oaxaca.

Respecto a Susana Harp Iturribarría, destacó que pasa por un excelente momento por su carisma y neutralidad.

Y al veladamente calificarlos como “viejos” a ambos, García Jarquín justificó su aspiración al señalar que el perfil que requiere Oaxaca es juventud, conocimiento del estado y capacidad para generar los empleos formales que tanto necesita.

“He revisado las trayectorias de mis compañeras y compañeros aspirantes; todas y todos son valiosos, con más méritos unos que otros, pero todos sin la experiencia de gobierno.
Salomón Jara formó Morena en Oaxaca y, aunque no me simpatiza mucho últimamente, es trabajador incansable. Susana Harp pasa por un excelente momento por su carisma y neutralidad”, redactó.

“Pero el perfil que requiere Oaxaca es juventud, conocimiento del estado y capacidad para generar los empleos formales que tanto necesitamos”, dijo el edil que en las últimas semanas ha enfrentado protestas y reclamos que han derivado en caos urbano afectaciones a miles de habitantes de la capital de Oaxaca.

“Denme la oportunidad y haremos un buen gobierno estatal para todos”, pidió.