Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Primero con el pretexto de la firma de un acuerdo de paz, integrantes de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT) salieron de sus comunidades, marcharon, tomaron la caseta de Caminos y Puentes Federales (Capufe), y ya en la capital, tomaron los accesos del Palacio de Gobierno, para exigir al Gobierno del Estado el cumplimiento a demandas de carácter económico y social en la región triqui.

De acuerdo al líder de esa organización, Fabián Pereda Pereda, desde haces meses han solicitando una mesa de trabajo con representantes del Gobierno del Estado, sin embargo, no han sido atendidos. A demás de la firma de paz en la región Triqui, demandó programas sociales y la entrega de recursos para comunidades indígenas.

Ante lo que llamaron incumplimiento por parte del gobierno del estado para resolver sus demandas de carácter social y política, anunció una huelga de hambre para exigir que se respete sus derechos humanos.

Pereda Pereda, acusó que la falta de obras sociales en las comunidades de Oaxaca se debe a la nula respuesta de Coplade y la Secretaría de Finanzas, quienes han hecho caso omiso a sus demandas de carácter social desde el año 2018.

Asimismo, pidió respuesta de justicia por el asesinato del ex agente municipal de la Cumbre Yerba Santa, Raúl Martínez Aguilar, hechos que sucedieron el pasado 25 de octubre.

Aseguró que el asesinato de su dirigente fue orquestado por un grupo de hombres de sicarios que ingresaron violentamente a la zona triqui.

“Exigimos que sean llamados a cuentas todos los asesinos intelectuales y materiales que rompieron con la paz social de la región triqui y que se les aplique todo el peso de la ley”, puntualizó.

Por lo pronto, Pereda Pereda, responsabilizó a la autoridades estatales de la seguridad e integridad de cinco de sus compañeros que iniciarán con esta huelga de hambre.

Por la mañana, tomaron la Caseta de Caminos y Puentes Federales (Capufe), en demanda de un  acuerdo de paz en la zona Triqui

En su protesta, demandaban seguridad a los pobladores de la zona, y castigo a los responsables de asesinatos. De paso cobraron cuota a los automovilistas que pasan por esa caseta de Capufe.

De su lado, integrantes del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), anunciaron una jornada de movilizaciones del 20 al 26 de noviembre, para exigir que se concrete un acuerdo de paz entre los grupos en pugna de esta región, que ha dejado al menos 350 muertos.

Uno de los dirigentes, Rufino Merino Zaragoza, sostuvo que realizarán bloqueos carreteros y marchas, “ya que es importante que las agrupaciones tengan voluntad para lograr importantes acuerdos”.

Afirmó que el problema en esta zona ha dejado más de 350 muertos, además de desaparecidos sin que observen que avancen las acciones de investigación para esclarecer los hechos, entre los que se contabilizan el asesinato de su ex dirigente Heriberto Pazos Ortiz.

Llamaron a los integrantes de otras organizaciones a actuar de manera responsable, para evitar mayores problemas.