Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- La baja en los precios internacionales del petróleo –por la férrea competencia entre Arabia Saudita, Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)– ha tenido como efecto directo una disminución en los precios en la que las estaciones de servicio venden la gasolina a los consumidores en todo el mundo, y en Oaxaca, el costo de los combustibles han caído hasta en 5 pesos por litro en los últimas dos semanas.

Hasta el pasado 12 de marzo pasado, el precio promedio en el país era de 19.09 pesos por litro, este jueves es de 18.08 pesos. Si bien, esa disminución ha sido generalizada en el país, algunos estados han visto caídas más pronunciadas en el precio.

José Luis Ballesteros Melgar, Presidente del Grupo de Empresarios Gasolineros de Oaxaca, refirió que el precio de los combustibles, obedece a una condición internacional porque los costos del petróleo han bajado de manera estrepitosa, la mezcla mexicana del crudo está hoy en día a menos de 20 dólares.

“Ese es un golpe bastante fuerte para Pemex, porque aun cuando el costo de extracción de acuerdo a los datos que emitió el Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) es de 4 dólares, se tiene que trasportar, refinar y procesos importante para obtener el combustible”, apuntó.

Consideró que México al ser exportadores de petróleo, es un golpe fuerte para la economía y finanzas del Pemex, en consecuencia en los impuestos que recauda.

Ballesteros Melgar, destacó que los consumidores, resultan beneficiados porque Aurabia Saudita, baja el precio del crudo y produce más de 1 millón de barriles al día, con ello inunda el mercado de petróleo a precio barato y en consecuencia todos aquellos productores bajan el precio y los importadores lo compran en mejores precios.

Por ello, Pemex baja sus precios y se refleja en el consumidor. Aclaró que no se verá reflejado la baja de los precios en todas las estaciones del país y Oaxaca, porque obedece a los inventarios de los gasolineras, sin embargo, al agotarse la gasolina adquirida con precios altos, se abastecen los gasolineros con precios bajos y posteriormente, así los ofrecen al consumidor.

Puntualizó que en Oaxaca los precios son muy variados, porque no es lo mismo estar cerca de una refinería, además con la reforma energética, se toma en cuenta los fletes. Ese tipo de elementos se suma a la cadena de costos para que las diferentes estaciones determinen sus costos.

En la capital de Oaxaca, la Gasolina Magna se vende en 16.50 pesos el litro, y la premium 16:90, en la gasolinera Fonapas, ubicada en calzada Porfirio Díaz y Héroes de Chapultepec.

En SERVICIO LA VIGUERA S.A. DE C.V., ubicada en Libramiento Rio Atoyac No. 401, la Premium está en 18.90; el Diésel en 20.17; la Regular en 18.00 pesos.

En CORPORATIVO C Z S.A. DE C.V., ubicada en Belisario Domínguez, Esquina Porfirio Díaz, la Premium en 18.87 y la Regular 17.99 pesos.

En COMBUSTIBLES FAJA DE ORO , la Premium  se ubica en 18.80 pesos; el Diésel en 20.50 y la Regular  en 17.80; en la estación MORALES SANCHEZ GASOLINERA, de Avenida Monte Alban No, la Regular tiene un costo de 16.99 el litro, la Premium en 17.99 y el Diésel en 20.50 pesos el litro.

Fórmula para calcular precio de las gasolinas

En base a un acuerdo publicado por la Secretaría de Hacienda, se establece la siguiente fórmula: precio al público de la gasolina = precio de referencia + margen + IEPS + IVA + otros conceptos

El precio de referencia se refiere al costo promedio de las cotizaciones de referencia en la Costa del Golfo de Estados Unidos para los combustibles automotrices convertidos a pesos, con el promedio para el mismo periodo del tipo de cambio de venta del dólar.

Margen es la suma de Flete, merma, margen comercial, transporte, ajustes de calidad y costo de manejo y se estima con base en la información de Petróleos Mexicanos (Pemex) enviada a Hacienda para el cálculo de las tasas del IEPS.

Por lo que respecta al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) las cuotas son establecidas en la Ley del IEPS artículo 2, fracción I, inciso D, incluyendo los estímulos fiscales establecidos mediante Decreto del Ejecutivo. Por medio de esta tasa de ajuste, el gobierno federal puede subsidiar los precios finales que llegan a los consumidores, con la finalidad de estabilizarlos ante variaciones en el mercado internacional.

Sin embargo, hay otras cuotas de IEPS la primera es la que se destina a estados y municipios y la segunda es la que se aplica a los combustibles fósiles por las emisiones de carbono.

El Impuesto al Valor Agregado es el que se aplica a una tasa general del 16 por ciento sobre el precio. Finalmente los costos de distribución y logística se incluyen en la tarifa Venta de Primera Mano (VPM), que es el precio que cobra Pemex por abastecer de combustible a una estación, sin importar su ubicación.