Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- La diputada local del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Delfina Guzmán Díaz, denunció que en su proceso de destitución como coordinadora de bancada se viola la Constitución, el reglamento interno del Congreso, del partido Morena, acuerdos políticos previos, leyes de paridad de género y se incurre en violencia política por razón de género.

En un documento dirigido a la opinión pública; Mario Delgado Carrillo, Presidente del Comité Nacional de Morena; a la Comisión de Honestidad y Justicia; y al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), anunció que por su destitución, presentará denuncias ante las instancias internas de Morena y ante los Tribunales Electorales.

Por lo pronto, aseguró que “mientras tanto permanezco como la representante legal del Honorable Congreso del Estado de Oaxaca, al presidir la Junta de Coordinación Política”.

Guzmán Díaz aseguró que no se aferra al cargo, no obstante, no puede dejar pasar esa afrenta siendo representante popular y al asumirse como la voz de las mujeres oaxaqueñas.

Reiteró que respeta toda acción, comentarios y postura de sus compañeros y compañeras legisladoras. “Morena es un movimiento que respeta y vive en su interior la pluralidad, la libertad de ideas y expresiones”, escribió en su documento.

Reiteró su compromiso en interponer ante toda situación, el diálogo y la razón, sin caer en choque de ideas, fricciones ni denostaciones.

Aclaró que es una mujer respetuosa de toda decisión, “siempre que estas sean tomadas con responsabilidad y dentro del marco de la legalidad. Mientras tanto, continuaré asumiendo con responsabilidad los cargos que me han sido conferidos en la LXIV Legislatura local”, recalcó.

No obstante, reiteró que su presunta remoción, se trata de un acto contrario a la ley y de incongruencia política.

Entre las irregularidades, refirió que la reunión en que se le destituye, de fecha seis de abril, así como la de Junta de Coordinación Política de siete de abril fueron realizadas, a sus espaldas, sin convocatoria formal previa, sin sus presencia y consecuentemente sin otorgarle el derecho de defensa.

Para Guzmán Díaz, los diputados y diputadas que la destituyen, utilizan un argumento misógino y un acto de violencia política, al justificar no será capaz de ser candidata a la diputación local y coordinadora de la fracción parlamentaria.

“La supuesta reunión en que se me destituye, de fecha seis de abril, así como la de Junta de Coordinación Política de este siete de abril fueron realizadas, a mis espaldas, sin convocatoria formal previa, sin mi presencia y consecuentemente sin otorgarme el derecho de defensa”.

“Pero además, utilizando un argumento que a todas luces resulta ser misógino y un acto de violencia política, pues se dice que no seré capaz de ser candidata a la diputación local y coordinadora de la fracción parlamentaria.  Todo ello en contravención a la Constitución”.

Guzmán Díaz refirió que el reglamento interno como Grupo Parlamentario señala claramente que el cargo de Coordinador o Coordinadora se determinará al inicio del año legislativo y tendrá una duración de 12 meses.

Además, se contraviene un acuerdo interno por medio del cual, ante la composición parlamentaria mayoritariamente de mujeres, la coordinación recaería en dos mujeres y un varón, durante un año cada uno.

Hoy, quien ha coordinado su cambio y se propone para relevarla “es el diputado Fredie Delfín Avendaño”.

Guzmán Díaz aseguró que para validar lo que calificó como su ilegal sustitución se pretende realizar una sesión a la que debería convocar la presidencia de la mesa directiva del Congreso, no obstante, ésta se encuentra acéfala debido a que tanto el presidente, Arsenio Lorenzo Mejía García, como la vicepresidenta, Arcelia López, han solicitado licencia para contender al cargo de presidentes municipales.