Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Yolanda Santos Montaño, presidenta municipal de San Jacinto Amilpas, se dijo agraviada por sus opositores, otrora, aliados incondicionales. Afirmó que no es bruja, pero admitió creer en limpias con hierbas y oraciones con grupos de la iglesia cristiana.

Tras exhibir una serie de presuntas irregularidades, la munícipe que hoy enfrenta una franca y pública disputa con el síndico municipal, Álvaro Alberto y la extesorera, Gabriela Díaz Pérez –hoy, presidenta electa– y un colaborador, Roberto Flores, rechaza que incurra en malversación de recursos públicos.

 A continuación la entrevista con la munícipe:

¿Yolanda Santos, está obcecada o obsesionada por perpetuarse en el poder?

“No. Esta información me gustaría saber de dónde salió, porque sí fue un libro escrito. Yo pido que se muestren las pruebas porque yo sí las tengo”. 

“No tengo ningún problema (con perpetuarse en el poder) yo voy de salida. En diciembre termino mi mandato. Yo tengo otros planes. No es mi intención seguirme quedando, a parte de que yo no puedo impugnar a tribunales (a la presidenta electa)”.

“Son los partidos políticos los que hacen las demandas correspondientes en los tribunales, por lo tanto yo no tengo ningún problema en razonar todo lo que está sucediendo”.

“Esto me afecta porque aparte de ser política, también soy madre y soy hija”, reprochó la presidenta sentenciada por los Tribunales Electorales de Oaxaca (TEEO) y del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) como violentadora política por razón de género. 

Santos Montaño se dijo dañada en el ámbito psicológico por los señalamientos de presuntas irregularidades.

Atribuyó esas versiones a “personas que solo quieren. Ellas sí quieren seguir en el poder. Dañan la integridad de una persona”, se quejó.

¿Yolanda Santos toma las decisiones de forma unipersonal, de forma colegiada o se apoya de su pareja?

“En primer lugar y lo muestro aquí, 21 de junio, estoy pidiendo sesión de cabildo virtual y está el sello del síndico municipal y tengo el expediente de todos los regidores a los que fueron entregados para realizar las sesiones virtuales», declaró mostrando fotocopias.

¿Falsifica las firmas presidenta?

“No, por eso pido que demuestren lo que ellos dicen”, dijo en alusión a sus otrora aliados.

Admitió que ella no entrega las convocatorias, lo hace una colaboradora, a falta de secretaria municipal.

¿Por la conflictividad interna cuántas sesiones no se han podido realizar? Es pública la conflictividad.

“Desde la última sesión de cabildo que fue en julio y estamos convocando para el 13 de septiembre”.

“El síndico municipal dice que son 26 semanas porque quiere cubrir a su pareja, la presidenta electa, donde ella firmó siendo tesorera del ayuntamiento, firmó dos sesiones de cabildo para entregar el primer trimestre de la cuenta pública en el mes de abril y hay actas firmadas”.

“Ella debió pedir permiso para contender como presidenta municipal”.

¿Qué pasa con la situación del regidor de Obras, Javier Daniel González, que está sujeto a proceso y recluido en un penal y existen firmas de él a pesar de que está procesado y recluido?

“El regidor Javier González se ha presentado a las sesiones de cabildo (de manera virtual). Lo cual lo tienen que hacer…”

¿Aún cuando esté sujeto a proceso por delitos?

“Yo no tengo hasta este momento algún oficio por parte del regidor o algún regidor que él esté recluido. No he tenido ningún oficio”, declaró Santos Montaño, pese a que el hecho es público.

¿No es grave que si está detenido el regidor por un delito grave, usted no tenga el conocimiento de un integrante del cuerpo colegiado de su municipio?

“Se le hacen llegar las convocatorias. Se le entregan todos los documentos en su oficina y él se ha presentado a las sesiones virtuales”.

¿Desde dónde?

“No sé porque no les pregunto a los regidores dónde están”, esquivó Santos Montaño, con sonrisa nerviosa.

Para matizar refirió que la regidora de Ecología tiene problemas médicos y se presenta de forma virtual.

Afirmó que no puede suplir a ningún concejal porque estaría violentando los derechos político-electorales, en este caso, al regidor de Obras recluido por el presunto delito de abuso sexual de su hijastra.

¿Por qué rompió con su extesorera, hoy presidenta electa?

“No. Yo no he tenido algún rompimiento. Sigo en Morena. Ella abandonó el cargo. Se fue el 14 de junio, dejó la oficina. No firmó renuncia. Ella se retiró. Hasta la fecha nosotros le hemos hecho hacer llegar para la entrega recepción y no ha acudido. Eso no lo entiendo como rompimiento”, esquivó, pese a arremeter contra su exaliada.

Cabe destacar que Estefany Sheila Vasconcelos Santos, suplente de la hoy presidenta electa de San Jacinto, es sobrina de Santos Montaño, debido un presunto pacto para que asumiera el cargo llegado el momento, la familiar de la aún presidenta municipal.

Sin embargo, los actos políticos a los que acudía la munícipe y pactos establecidos con la extesorera, atrás quedaron.

¿Por qué no se han acatado las resoluciones de los tribunales electorales?. No se han pagado multas.

“Se están pagando”, atajó la munícipe.

¿Cuánto pagan?

“Dependiendo de lo que nos dicte el Tribunal porque él nos dice cuánto se le debe de pagar a cada regidora. Pueden ser multas de juicios por 60 mil pesos, 300 mil pesos”.

¿Me las puede hacer llegar las copias de notificaciones de pago?

“Por supuesto”.

¿La presidenta está ocupada en su cargo y no distraída en los actos políticos de Salomón Jara (aspirante a la gubernatura)?

“No. Yo sé de alguna manera estar y cumplir con mi mandato y también en mis días libres, sábado por la tarde y domingos, sí lo estoy y participo. Lo hago porque así lo decido yo”. 

“Jamás me van a no encontrar por estar haciendo un acto de presencia en algún otro lugar por el partido (Morena)”.

¿Santos Montaño no es azuzada por su pareja para tomar decisiones?

“No, aquí las decisiones las tomamos en conjunto los trabajadores que vienen y hacemos reuniones. Me gustaría que vinieran y vean quienes no asisten a trabajar”.

¿Quiénes son?

“El síndico. Algunos regidores”.

¿Cómo cuáles?

“Como por ejemplo el de Bienestar, Salvador Ibiza. A veces se presenta con estado etílico. También síndico”.

Frente a las versiones que Santos Montaño echa mano de brujería, atajó:

“Yo no creo en la brujería. Creo, lo que sí creo podría ser en que de repente venga alguna persona del municipio y diga sabe qué presidenta, tiene usted muy malas energías en el ayuntamiento, podemos hacer una oración con algún grupo de cristianos”. 

“Lo mismo puede ser alguna persona que quiere limpiar con alguna hierba. Pero yo no creo en cosas de brujería”, asentó.

“Por cierto, yo sólo he ido por Cinco Señores a comer costillitas”, completó soltando una sonrisa.

¿Presidenta. Tiene un problema con la acreditación de su tesorero. El caso ya está en tribunales. Su hermano ha asumido funciones de tesorero municipal?

“Mi hermano ni siquiera es empleado. Sí me apoya por ser una persona cercana, pero no tiene cargo”.

“Yo designé a la señora Marina Daza Robles, que es la que apoyaba a la tesorera anterior”, afirmó.

Para realizar los nombramientos pendientes como Secretaria Municipal y Contralora, la presidenta municipal admitió que se ha visto impedida para concretarlos ante el cuerpo edilicio porque los regidores opositores no asisten a sesiones de cabildo.

Entre ellos, el síndico municipal, el regidor de Bienestar, las regidoras de Educación, Blanca Lidia Méndez Aragón y la regidora de Salud, Nuvia Betzaida Cruz.

Más relajada en la entrevista se le inquirió: ¿Le he pedido algún convenio publicitario. Hemos tenido comunicación telefónica, textual, los números de celular? 

“No. Fue una persona de nombre Roberto, quien me sugirió para que no me golpearan en medios. Usted jamás me insinuó nada ni pidió nada”. 

Se le recordó que en dos ocasiones este reportero ha escrito sobre su caso de violencia política, en inicios de 2020, al ser hechos públicos y sentencias de tribunales electorales.

Santos Montaño insistió que no incurre en desvío de recursos y sí ejecuta obras.


Refirió que de acuerdo a las auditorías que le ha realizado la Auditoría Superior del Estado, su administración ha tenido observaciones que se solventan de manera exitosa.

“Yo siempre he tratado y procurado, aunque no lleve directamente la Tesorería, que se lleve de la mejor manera para salir bien de la administración”. 

“Puedo entender que tengamos diferencias y tengamos adversarios, pero lo que no puede entender que, todo esto que manifiestan, yo tengo documentos y ellos saben perfectamente que tenemos un acta de sesión de cabildo donde todos firmaron que las sesiones de cabildo eran virtuales”.

“Ahora no se quieren hacer cargo. Ahora no quieren asistir las sesiones virtuales y si no quieren asistir a sesiones virtuales, váyanse al tribunal electoral, impugnen lo que tengan que impugnar y hasta el momento todo lo que mencionan es falso”.

Insistió que no hay falsificación de obras, firmas y pidió que se lleven a un peritaje.

“El grupo que está en mi contra, quiere 3 años más de trabajo y creo que me están haciendo todo esto porque se fueron del otro lado y vuelvo a repetir: no tengo nada en contra. Simplemente la señora dejó su cargo, se fue, no hay una renuncia por parte de la extesorera”, concluyó.

Santos Montaño prometió proporcionar la documentación probatoria de sus declaraciones. Fotos de oficios originales firmados por los regidores de sesiones, un listado de obras ejecutadas por ejercicios fiscales y convocatorias a sesiones de cabildo.

Hasta el cierre de la edición de la nota –este martes 14 de septiembre– no proporcionó las pruebas ofrecidas para soportar su derecho de réplica. La entrevista fue realizada el pasado sábado 11 de septiembre a las 10:10 horas.