Emite Semarnat decreto para la preservación de tres Áreas Naturales Protegidas

* Busca el cuidado de 6 mil hectáreas de selvas, manglares, vegetación de dunas costeras, pastos marinos, entre otros ecosistemas

* El objetivo es mitigar los efectos del cambio climático, brindar protección ante huracanes, altas olas, ondas de choque provocadas por tsunamis y reconocer el valor de los recursos naturales del país

Oaxaca de Juárez, Oax.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), decretó tres Áreas Naturales Protegidas (ANP) en Oaxaca con el fin de atender la flora y fauna en Bajos de Coyula, el Parque Nacional Huatulco II y el Parque Nacional Ricardo Flores Magón, en los municipios de Santa María Huatulco, San Miguel del Puerto y San Pedro Pochutla, respectivamente.

El decreto busca el cuidado de 6 mil hectáreas de selvas, manglares, vegetación de dunas costeras, pastos marinos, entre otros ecosistemas que protegen el hogar de plantas, animales e insectos como el alacrán oaxaqueño, el ocelote y playas de anidación de las tortugas laúd, golfina y verde.

El objetivo de estas actividades de preservación es mitigar los efectos del cambio climático, brindar protección ante huracanes, altas olas, ondas de choque provocadas por tsunamis y reconocer el valor de los recursos naturales del país.

En el caso del Área de Protección de Flora y Fauna Bajos de Coyula solo se contemplaron los terrenos forestales y se dejaron fuera espacios habitacionales y parcelas de cultivo. Por otro lado, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Gobierno del Estado de Oaxaca avanzan con el diálogo para la regularización de estos terrenos.

La costa sur de Oaxaca se caracteriza por la belleza de sus playas, por lo que se hace un llamado a la ciudadanía a contribuir a su cuidado para garantizar agua, aire limpio y que el patrimonio natural y cultural persista, fomentando un turismo amigable con la naturaleza.

De acuerdo con el titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Adán Peña Fuentes, expuso que este decreto se da en función de un mejor manejo de reservas bioculturales, que propone otorgar las herramientas necesarias para que se sigan conservando los ecosistemas naturales.

La conservación de la biodiversidad es un tema de seguridad nacional, multicultural y de justicia social. Su cuidado solo se puede lograr si se protege a las especies silvestres y se busca justicia en las condiciones de vida de las y los habitantes.

Por este motivo, la Semarnat y la Conanp, reconocen la importancia de la participación de las comunidades y pueblos originarios en la conservación de sus entornos naturales, a fin de salvaguardar los recursos.

Como es el caso de las y los dueños y poseedores de territorios de Oaxaca, quienes han certificado 148 Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC) y resguardan la biodiversidad en 628 mil 915 hectáreas.

La Semarnat y la Conanp trabajan de la mano de las y los habitantes para “generar bienestar protegiendo territorios y proteger territorios generando bienestar”, por este motivo se busca construir una nueva realidad en torno a la conservación. Preservar la naturaleza debe ser un impulsor del bienestar.

Por último, se reconoce el valioso esfuerzo, compromiso y convicción de los pueblos originarios, dueños y poseedores de los territorios quienes han permitido que los ecosistemas del estado y del país permanezcan.

error: Content is protected !!