¿Te graduaste? ¡Felicidades! ¿Qué hacer después de la universidad?

Salir de la universidad conlleva muchas emociones: felicidad, nostalgia y, por supuesto, inquietud de saber cuál es ese primer paso para lograr una vida adulta exitosa. Ante esto, la realidad es que no hay receta secreta, lo que sí es un hecho, es que debes explorar tus opciones para elegir lo que más te convenza y te convenga. No tengas miedo a equivocarte, recuerda que todo es experiencia y darte cuenta de que algo no te gusta, te acercará más a las cosas que sí pueden gustarte.

Dicho esto, a continuación encontrarás una lista de opciones y consejos de lo que puedes hacer tras haber conseguido el tan anhelado título universitario.

Comenzar la vida laboral

  • Si decidiste empezar un trabajo para adquirir experiencia y comenzar a buscar tu independencia financiera, lo primero que debes hacer es armar tu currículum. Si no tienes experiencia previa, puedes poner proyectos escolares, voluntariados o las tareas que realizaste en tu servicio social.
  • Una vez listo el CV, busca en la bolsa de trabajo de tu escuela, LinkedIn o en la página de alguna empresa a la que te interesaría entrar.
  • En caso de tener muy claro el tipo de puesto que quieres, ve tras ello. Investiga y aprende más sobre los retos y realidades de ese trabajo de ensueño. Busca en internet y plática con gente que esté en el medio o que tiene posiciones similares.
  • Recuerda preguntar en cada entrevista laboral sobre las prestaciones, sueldos, horarios y asegúrate de que la distancia entre tu casa y el trabajo no sea un inconveniente para ti.
  • Si al fin obtienes un puesto y al cabo de unas semanas resulta que no te sientes a gusto, se vale explorar otras opciones; eso sí, es importante que tengas en mente que los primeros trabajos son de picar piedra y nadie dijo que eran fáciles, pero sin duda mejorarán tus habilidades para tu desempeño a futuro.
  • ¡Ah…! Y un tip adicional: no te desesperes si no encuentras trabajo enseguida. Las búsquedas pueden ser procesos largos…  ya verás que llega algo para ti.

Viajar por el mundo

  • Terminar la carrera puede traer consigo las ganas de expandir tus fronteras, y si tienes la oportunidad de viajar es algo muy recomendable por hacer.
  • Infórmate bien para elegir los destinos que quieres visitar, arma el itinerario y haz un presupuesto. Mientras más planeación, menos inconvenientes tendrás.
  • Estás en una etapa en la que viajar por un periodo largo es viable. Si éste es tu plan, es recomendable afiliarte a un programa de lealtad como Club Premier, que te dará el beneficio de acumular Puntos Premier, con los que después podrías adquirir vuelos para continuar tu ruta, sin incurrir en gastos extra.
  • Algunas personas pueden decirte que estás perdiendo tu tiempo, pero verás que conocer otros lugares y culturas también pueden servir para que descubras tu camino.

Volverte independiente

  • Si lo que deseas es independizarte por completo, adelante. Para lograrlo, lo mejor es que cuentes con un trabajo estable y estés consciente de que puede ser un reto.
  • Comienza por hacer un presupuesto de gastos generales e informarte sobre qué necesitas para rentar o comprar una casa o departamento; establece tu presupuesto y contempla si estás en posición de vivir sólo o quizá con roomies, así como la zona que se adapte a tus gustos y necesidades.
  • Es importante que sepas que las arrendadoras generalmente piden la firma de un aval como garantía. Además, suelen solicitar tus datos bancarios e historial crediticio; si aún no lo tienes, empieza a construirlo con una tarjeta de crédito básica como la Santander Aeroméxico Blanca, que además te da Puntos Premier.
  • Una vez que obtienes el lugar donde vivirás, es primordial que seas responsable de tus pagos y mantengas un balance entre tus ingresos y egresos.

De nuevo al aula

  • Toma un tiempo para aprender un nuevo idioma o quizá hacer una maestría o diplomado.
  • No te presiones si tus amigos ya están trabajando, ampliar tus conocimientos te hará más competitivo cuando te postules a una vacante.
  • Investiga qué idioma o sobre qué tema te gustaría aprender, en ambos casos puede ser una elección afín a alguna industria que te interese.
  • Las empresas requieren de personas que tengan conocimientos y habilidades para resolver problemas específicos con estrategias y gran precisión, así que adquirir conocimientos especializados te ayudará a estar mejor armado.
  • Además, complementar tu educación te dará confianza para el futuro.
  • Una ventaja de seguir estudiando es que puedes hacer networking con personas y empresas que se desempeñan en tu misma área de interés.

Emprender tu negocio

  • Esta opción es la que más vértigo puede dar, ya que se trata de una inversión muy fuerte; pero si crees en tu negocio, vale completamente la pena, y en el largo plazo podría ser tu mejor elección.
  • Crea tu idea y desarrolla un plan de negocios, por supuesto analiza con quién podrías trabajar y  lleva a cabo un estudio de mercado a consciencia.
  • Con el plan de acción en mano, busca inversionistas o socios capitalistas potenciales con quienes puedas obtener el financiamiento para comenzar.
  • Sé flexible y ten en cuenta que probablemente tengas que cambiar algunos aspectos de la idea original.
  • No te des por vencido, ni te presiones por las críticas que pueden tener los demás.

Confiar en ti será lo básico para que cualquiera de estos planes funcione, los consejos mencionados podrán ayudarte, pero al final tú irás descubriendo las respuestas a las preguntas que hoy tienes. Ten paciencia, nadie dijo que comenzar sería sencillo, pero si eres constante, lograrás alcanzar el éxito.

error: Contenido protegido !!