Perder peso en cualquier etapa de la vida y reducir medidas requiere de esfuerzo, disciplina, compromiso y, mucho ánimo, porque durante la menopausia esto se vuelve casi una labor titánica, ya que conforme se aumenta en edad los cambios hormonales provocan un aumento gradual de peso, entonces ¿Qué hacer?

La actividad física es fundamental en cualquier etapa de la vida, y en la menopausia se vuelve fundamental para mantener una buena postura y agilidad para moverse por ejemplo, para algo tan básico como es atarse los zapatos tenis.

Por ello si te encuentras en esta etapa y quieres mantener una figura saludable, hay que hacer cambios en el estilo de vida que incluye mantenerse activo y llevar una alimentación balanceada.

“Durante la menopausia el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios, pero el más importante es que disminuyen los niveles de las principales hormonas femeninas (estrógenos y progesterona), las cuales generan calor, favoreciendo la quema de la grasa, por lo que se produce una disminución automática del gasto calórico”, comentó Marcela Enriquez, terapeuta certificada. Es por ello que la terapia de reemplazo hormonal puede reducir la tendencia a ganar grasa abdominal.

“Además hay otros cambios que afectan el peso, como la baja calidad del sueño, el metabolismo se vuelve más lento y se reduce el tono muscular. Por ello si se quiere reducir de peso es necesario hacer un cambio radical en el estilo de vida, con una alimentación sana y una vida activa”, agregó la terapeuta.

Por ello agregó que “siempre hay alternativas en el mercado que apoyan para alcanzar los objetivos de una vida fit, como es el caso de geles para adelgazar o mejor dicho, para reducir medidas, como SlimDeyun, un producto natural y certificado, el cual junto con la adaptación de un estilo de vida saludable que incluya ejercicio y alimentación saludable, es un gran aliado”.

De tal forma que para seguir disfrutando de la vida, SlimDeyun te da estos seis consejos para mantenerte en forma, sano y feliz.

Actívate:
Realiza ejercicio de manera regular, ya que esto promueve la pérdida de peso y la salud física en general. Lo más recomendable es que hagas actividades de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana, junto con un entrenamiento de resistencia que ayudará a reducir la grasa corporal y desarrollar músculo.

Si no te gusta el ejercicio hay otras maneras para mantenerte activa, como por ejemplo, trabajar en el jardín, sacar a pasear al perro, estacionarse más lejos de la entrada del edificio o de la tienda, utilizar las escaleras en lugar del elevador, salir a caminar, etc. Si puedes 10 o 15 minutos ¡No importa! ¡Lo importantes es que te muevas!

Adopta nuevos hábitos alimenticios:

Lo principal, ve por las compras cuando no tengas hambres, porque de lo contrario, todo se te antojará y caerás en la tentación.

Aprovecha para elegir la gran variedad de frutas y verduras que tenemos en el país. Prefiere proteínas magras, de frijoles, pescado o pollo, cereales integrales y cereales, legumbres, aceite de oliva o grasas naturales como el aguacate. Elige.

Pon especial atención en los nutrientes que requieres más en esta etapa de la vida, como el calcio (lácteos, legumbres (alubias, garbanzos), almendras, sésamo, pescado azul de tamaño pequeño con espina, brócoli, col…), grasas saludables, proteínas, vitamina D, las isoflavonas de los vegetales, etc.

Evita el pan blanco, pasteles, galletas, alimentos procesados o con mucho aceite o azúcares añadidos, así como los refrescos, alcohol, cereales refinados, mantequilla y margarina

Duerme, duerme…

Es vital para mantener un peso saludable y una buena salud en general. El sueño de baja calidad puede conducir al incremento de peso.

No dormir bien altera las hormonas del apetito, la composición de la grasa corporal y el gasto de energía.

Terapias alternativas

Las posibles terapias complementarias y alternativas que te pueden ayudar son yoga, herbolaria, meditación, cremas certificadas para reducir medidas como SlimDeyun.

Controla el tamaño de las porciones

El tamaño de las porciones en los restaurantes ha aumentado a lo largo de los años, y la gente suele comer más, por lo que puede ser difícil medir la cantidad de comida que una persona realmente necesita por comida y por día.

Ante ello lo mejor es:

• Mide los bocadillos en lugar de comerlos directamente del empaque
• Evita comer frente al televisor; prefiere en la mesa
• Cuando salgas a comer, opta por menos pan y menos aperitivos
• Planifica tus comidas para evitar una alimentación rápida
• Lleva refrigerios saludables para evitar viajes a la máquina expendedora

Apoyo familiar

Comenta con tus amigos y familiares que estás aprendiendo a tener nuevos hábitos alimenticios. Contar con el apoyo es de suma importancia para lograr los objetivos, además evitarás que te ofrezcan alimentos que vayan en contra de tus objetivos.