* Contiene triptófano, un aminoácido que contribuye a la producción de serotonina, la hormona de la felicidad

Ciudad de México.- Los helados, en cualquier presentación o sabor, se han convertido en una deliciosa opción para refrescarse en esta temporada de calor. Pero, sobre todo, son una excelente alternativa para que los mexicanos mejoren su estado de ánimo durante esta cuarentena, y es que estar en casa sin poder salir por un largo tiempo puede llegar a causar ansiedad e incluso depresión.

“Los helados contienen una gran cantidad de triptófano, un aminoácido que calma y reduce la agresividad. Además, contribuye a la producción de serotonina -también conocida como la hormona de la felicidad-, una hormona que da el sentido de bienestar, felicidad, nos relaja, combate el estrés y ayuda a dormir mejor, explicó Vicente Guerrero, Director de la Unidad de Ganadería de MSD Salud Animal en México.

Y es que los estados de ánimo intervienen en la elección para consumir ciertos alimentos, a esto se le conoce como “apetito emocional”. Por ejemplo, cuando estamos contentos optamos por carne, mientras que la sensación de tristeza nos impulsa a comer helados y galletas, y ante el aburrimiento, solemos comer papas fritas.

“Consumir helado nos produce tanto placer que se puede hallar en este postre una recompensa tras llevar a cabo varias actividades durante el día. Por ello, durante esta cuarentena es un buen premio para consentirnos al terminar nuestra jornada laboral de home office o al concluir las tareas de los pequeños de la casa”, añadió Vicente Guerrero de MSD Salud Animal en México.

Para elegir el mejor helado, es fundamental conocer sus componentes principales, es decir, que los helados a base de leche o crema son ideales ya que cuentan con proteínas de alto valor biológico, lípidos y azúcares, calcio y vitaminas (B2), al contrario de las nieves de base de agua.

Para dimensionar su importancia, el mercado de la leche en México es uno de los más atractivos dentro de los productos de consumo. La Secretaría de Economía, en un análisis del sector lácteo en México, mostró que en la última década el incremento en el consumo mundial de lácteos por habitante fue de un 30 por ciento.

Además, este frío postre ha reflejado ser el favorito de las familias mexicanas, y un claro ejemplo es que en primavera es cuando incrementa su consumo en un 48 por ciento respecto al resto del año. No obstante, el 69 por ciento de los hogares compran algún tipo de postres fríos, como: helados, paletas y congeladas, es decir que 7 de cada 10 las familias mexicanas destinan aproximadamente el 4 por ciento del gasto anual en estos productos.

Si eres uno de los millones de amantes de este delicioso postre, MSD Salud Animal te comparte estos datos que seguro te encantarán:

1.     Los preferidos

Es un hecho que los mexicanos son expertos en la creación e innovación de nuevos sabores para la elaboración de helados. En México existen alrededor de 55 sabores a elegir. Sin embargo, solo se llevan a casa aproximadamente 2.7 sabores al año, es decir que son leales a sus sabores favoritos, como: el Napolitano, la Vainilla, el Chocolate, de Fresa y Cookies & Cream.

2.     Los que más consumen

Más allá del sabor, se ha registrado que el 86 por ciento de las personas en México prefieren los helados y 14% las paletas; en cuanto a la composición se señala que el 54 por ciento prefiere de leche, 25 por ciento de yogurt, 14 por ciento de crema y sólo un 6.3 por ciento de agua.

3.     Perfecto para incluirlo en una dieta saludable

Ya se sabe que todos los alimentos deben ser consumidos en porciones adecuadas y sin excesos para evitar afectar la salud y el helado no es la excepción. Aunque juega un papel importante en la alimentación, se puede consumir como un complemento en una dieta saludable gracias a su gran cantidad de nutrientes.

4.     Aporta gran cantidad de nutrientes

La proteína animal, en este caso la leche, es fundamental en la elaboración del helado por dos razones: aproximadamente el 40 por ciento de extracto seco del helado es leche2 y ésta es la encargada de dar tanto el sabor, la consistencia, la cremosidad y, sobre todo, los nutrientes que favorecen la salud ósea (calcio), el crecimiento y la producción de glóbulos rojos (Vitamina B2).

“La calidad, sabor y valor nutrimental del helado están muy relacionados con el proceso de elaboración y origen de la leche, por ello, para garantizarlos es necesario tomar en cuenta la aplicación de las medidas adecuadas de higiene, así como del cuidado integral de la salud y bienestar de los bovinos productores de leche”1, concluyó Vicente Guerrero, Director de la Unidad de Ganadería de MSD Salud Animal en México.