Oaxaca de Juárez, Oax.- El Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo, dependiente de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), ha sido cuna de jóvenes artistas durante más de 45 años y semillero de grandes talentos a lo largo de su historia.

El Taller Rufino Tamayo abrió sus puertas el 15 de febrero de 1974 en una casona ubicada en la calle de Murguía número 306 esquina con Avenida Juárez, en el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, donde la enseñanza se fundaba bajo la mística del aprendizaje libre, el respeto y la constancia por el trabajo.

La apertura de este Taller nació ante la inquietud de artistas plásticos como Francisco Toledo, Roberto Donís y Juan Alcázar, entre otros; planteando la necesidad de contar con un taller de experimentación, libre, abierto a las nuevas propuestas que aún no estuvieran consolidadas y mucho menos asimiladas por el mercado.

Actualmente el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo es dirigido por Moisés García Nava, se encuentra ubicado en la calzada San Felipe del Agua 913, y continúa con el ímpetu y la visión de mantener un espacio abierto para jóvenes, exponiendo en sus muros y galerías las creaciones juveniles que permitan abrir espacios de discusión, análisis y diálogo entre los participantes.

A lo largo de los años, este espacio se ha convertido en la casa de grandes maestros, además de ser semillero de jóvenes talentos, no sólo en la Capital del estado; ya que continúa con los talleres comunitarios, llegando a una docena de poblaciones que no cuentan con Casa de Cultura, o bien que no tienen maestros de pintura.

Además, el Taller cuenta con tres espacios expositivos: una galería cerrada, los corredores y un triciclo que acude con propuestas novedosas a espacios públicos no tradicionales de distribución de arte: tianguis, plazas públicas y parques, actividades que se han detenido por motivo de la pandemia y que serán retomadas en cuanto las medidas sanitarias lo permitan.