El documental Cuando cierro los ojos se presenta en Oaxaca FilmFest

  • El filme se presenta en la Ciudad de Oaxaca el 7 de octubre de 2019 en el marco del 10º Oaxaca FilmFest
  • Documenta la discriminación del sistema de justicia hacia personas indígenas en México
  • A nivel nacional, 80% de las personas indígenas detenidas no contó con la asistencia de un intérprete traductor

Oaxaca, Oax.- El largometraje documental Cuando cierro los ojos (Dirs. Sergio Blanco Martín y Michelle Ibaven, 2019) forma parte de la selección oficial Power Docs del Oaxaca FilmFest. En el marco de este festival, el filme se presentará en Cinépolis en la Ciudad de Oaxaca el 7 de octubre a las 19:00hrs.
 
Cuando cierro los ojos documenta los casos de Adela, hablante de mazateco, y Marcelino, hablante de mixteco, encarcelados por homicidios que no cometieron, y denuncia un proceso legal —incluyendo confesiones forzadas y la firma de documentos— en un idioma que no comprendían. La función ocurre diez años tras la detención arbitraria de los protagonistas y durante el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.
 
México es uno los países con mayor riqueza y diversidad lingüística. Más de 7,000,000 de indígenas hablan 68 idiomas y alguna de sus 364 variantes lingüísticas, según cifras del INEGI en 2015. Sin embargo, de acuerdo con la organización de Asistencia Legal por los Derechos Humanos (AsiLegal), “las personas, pueblos y comunidades indígenas se han visto impedidas para disfrutar y ejercer los derechos humanos en el mismo grado que el resto de la población. Los sistemas normativos, valores, usos y costumbres de la población indígena no han sido considerados ante la dominación de la cultura hegemónica occidental que ha caracterizado a los Estados modernos”.
 
De acuerdo al informe El acceso a la justicia de personas indígenas privadas de libertad en los estados de Chiapas y Oaxaca (AsiLegal, 2017), el 40% de las personas indígenas detenidas en estos dos estados ­no contó con la asistencia de un intérprete traductor durante su proceso legal, un porcentaje que asciende al 80% a nivel nacional, y que interfiere con guarantizar el debido proceso hacia esta población.
 
Desde 2001, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos estipula la obligación de considerar las costumbres y especificidades culturales de las persona indígenas en todos los juicios y procedimientos en que sean parte individual o colectivamente (artículo 2º). No obstante, de acuerdo con cifras de 2015 proporcionadas por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), mientras se cuentan 8,000 personas indígenas recluidas en centros penitenciarios, únicamente hay 28 defensores públicos que conocen sus lenguas.
error: Contenido protegido !!