Corte revisará recurso que podría dejar libre a Mario Aburto

Ciudad de México.- La Primera Sala de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) revisará el miércoles un recurso de sentencia interpuesto por Mario Aburto Martínez, que, de ser aprobado, podría salir libre el 23 de marzo tras 30 años de estar preso por el homicidio de Luis Donaldo Colosio.

Fuentes judiciales revelaron que la ministra Margarita Ríos Farjat presentará la propuesta de desechar la solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR), lo que causaría dejar libre al asesino confeso.

El proyecto será sometido a votación y dice que las revisiones son excepcionales y requieren que se cumplan ciertos requisitos como la existencia de un tema de constitucionalidad.

Esto, bajo el argumento de que la Corte no debió admitir a trámite el recurso de revisión debido a que la sentencia que favorece a Aburto no plantea un tema de constitucionalidad que deba ser analizado por el Máximo Tribunal, tal como lo exige la Ley de Amparo.

Si la Sala aprueba el proyecto, la sentencia de amparo en la que el Primer Tribunal Colegiado en materia Penal en el Estado de México declaró que Aburto debió ser juzgado con base en el Código Penal de Baja California por el homicidio del excandidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, quedará firme.

De este modo, la condena impuesta a Aburto concluirá el próximo 23 de marzo..

En el amparo a favor de Mario Aburto, el Colegiado aplicó criterios vigentes emitidos por la Corte desde hace más de 10 años que establecen que hay delitos, como el homicidio, que pueden ser juzgados tanto por jueces federales como locales, pero que un delito local no puede ser convertido en automático en uno federal.

En el caso Aburto, la extinta PGR llevó a cabo la investigación del delito y consignó su averiguación ante un juez federal, razón por la que fue condenado a 45 años de prisión.

Sin embargo, el Primer Tribunal Colegiado señaló que no se cumplieron los requisitos para considerar el homicidio de Colosio como un delito federal, por lo que debió ser juzgado por el fuero local, es decir, por un juez de Baja California y la condena máxima que se le debió imponer es de 30 años de prisión.

Fuente: Agencia

error: Content is protected !!