San Raymundo Jalpan, Oax.- Al rendir su  primer informe anual de desempeño legislativo, el diputado por el Distrito XXIV con cabecera en el municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz, Fabrizio Emir Díaz Alcázar,  detalló que se enfocó a trabajar a favor de todas y todos los oaxaqueños, principalmente en apoyar a los grupos más vulnerables como son, las niñas y niños indígenas, mujeres y adultos mayores.

 

El legislador presentó, 35 iniciativas y 6  puntos de acuerdo, dentro de las cuales destacan, la aprobación a la iniciativa que concede a los padres, licencia de paternidad de días laborales con goce de sueldo,  abonando con ello a la creación de lazos afectivos más sólidos y de compromiso para con sus hijos y con las mamás de ellos, compartiendo así la responsabilidad del cuidado, educación y crianza de sus hijos.

 

De igual forma la  iniciativa a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual propone que los menores, sin importar su edad, sean escuchados por las autoridades judiciales cuando sus derechos se encuentren en juego, sea su voluntad y no se ponga en riesgo su integridad física, psicológica y emocional, atendiendo siempre al interés superior de la niñez.

 

También la iniciativa de reforma al Código Civil Estatal, que defiende el derecho a divorciarse por mutuo consentimiento en cualquier momento, protegiendo así el libre desarrollo de todas las personas.

 

A fin de que las  mujeres que hayan sido víctimas de algún delito, estén en condiciones de tomar las medidas pertinentes para salvaguardar su seguridad y bienestar personal y la de su familia, propuso una iniciativa que obliga a las autoridades encargadas de impartir justicia,  les informe cuando su agresor haya obtenido su libertad.

 

Para preservar el derecho a la salud de las y los oaxaqueños, el diputado Fabrizio Emir Díaz Alcázar, propuso la regulación de todos los dispositivos que realizan funciones similares al tabaco.

 

Propuso la creación de un nuevo Código Penal para la entidad oaxaqueña, tomando como base para ello la realidad social, económica, cultural y étnica de nuestro Estado, a fin de lograr disminuir la violencia y la impunidad, restableciendo el estado de derecho.

 

Con el objetivo de saldar la deuda histórica que se tiene con los Pueblos Indígenas y Afromexicano, propuso la iniciativa de ley, que reconoce constitucionalmente al Pueblo Tacuate, como uno más de los  Pueblos Indígenas, reconocidos en el Estado, otorgando así todos los derechos que como indígenas tienen cada una de las personas que se identifican como Tacuates.

 

En este rubro también apoyó   la homologación a la Ley Federal, con la que se aprobó el dictamen a la minuta que adiciona un apartado C al artículo 2 de la Constitución Política, que reconoce a los pueblos y comunidades afromexicanas, cualquiera que sea su autodeterminación, como parte de la composición pluricultural de la Nación y garantiza su libre determinación, autonomía, desarrollo e inclusión social.

 

Consiente que la educación es la base del desarrollo de una nación, presentó la  iniciativa que reafirma la obligación del Estado para impartir educación gratuita y de calidad hasta el nivel superior, preservando así  el derecho a la educación de todas y todos.

 

Díaz Alcázar indicó que gestionó,  promovió e impulsó, el taller prevención y detección del abuso sexual infantil, impartido por la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (Smo), y el foro por la vida y la familia, a cargo del especialista, Fernando Suárez y la semana de la capacitación de las Secretarías de Gobierno del Estado de Oaxaca.

 

Resaltó su compromiso con  los y las oaxaqueñas, de brindar apoyo a los intereses de la ciudadanía oaxaqueña en atención a la encomienda que le otorgaron con el voto popular hace poco más de un año.