·        El diputado Horacio Sosa se hace eco de demandas de mujeres universitarias y especialistas en la materia

San Raymundo Jalpan, Oax.- Mediante un exhorto, el Pleno Legislativo llamó a las autoridades de las instituciones públicas y privadas de educación superior, a firmar “el Convenio por una Educación Superior Libre de Violencia en el Estado de Oaxaca”.

El diputado promovente del Punto de Acuerdo, Horacio Sosa Villavicencio, expuso que la violencia de género contra las mujeres es un atentado contra la dignidad y la integridad, de al menos, la mitad de la población.

Refirió que este exhorto responde a las demandas de mujeres universitarias y especialistas en materia de género, emanadas del conversatorio “Universidades por la erradicación de la violencia de género”, realizado por la LXIV legislatura el pasado 16 de diciembre.

El legislador indicó que este foro permitió identificar posibles espacios de acción legislativa, para favorecer los procesos universitarios dirigidos a erradicar la violencia contra las mujeres, y establecer acuerdos mínimos para la acción de las instituciones educativas, con el fin de participar en la transformación de las condiciones que permiten la violencia de género.

La firma de este convenio establece protocolos con perspectiva de género, de actuación institucional para la identificación y atención de la violencia, que incluyan procedimientos de orientación, atención psicosocial y medidas de atención para las víctimas.

Además de crear, al interior de las instituciones educativas, instancias para la atención por parte de personal especializado que garantice la no revictimización. Asimismo, establecer mecanismos para la canalización eficaz, ante instituciones distintas a las universitarias, de los casos de hostigamiento y acoso sexual.

En tanto, para seguimiento de las autoridades universitarias, definir en los reglamentos y demás normatividad interna que sea pertinente la imposición de sanciones ejemplares a cualquier integrante de la comunidad que cometa hostigamiento, acoso sexual o cualquier forma de violencia, garantizando el cumplimiento del castigo.