San Raymundo Jalpan, Oax.- La LXIV Legislatura local estableció como nueva obligación de los propietarios de un fraccionamiento, realizar la siembra de árboles para que proceda su recepción y entrega.

La acción legislativa tiene como fin reducir el impacto negativo al medio ambiente provocado por la construcción de viviendas y urbanización del suelo en las diversas regiones de la entidad.

Ahora el fraccionador deberá acreditar haber sembrado un árbol por cada quince metros cuadrados de superficie. Los árboles deberán tener una altura mínima de un metro con cincuenta centímetros, utilizando para ello especies nativas.

También, se instituye que deberán plantar por lo menos un árbol nativo de la región en cada lote destinado a la habitación, preferentemente en los espacios consignados para las banquetas, con independencia de las áreas verdes existentes en el asentamiento humano.

Lo anterior quedó establecido mediante una reforma al Artículo 174, y la adición del Artículo 185 Bis, de la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano para el Estado de Oaxaca.

La reforma fue propuesta por la diputada Aurora Bertha López Acevedo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, y dictaminada por las Comisiones Permanentes Unidas de Infraestructuras, Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, y de Medio Ambiente, Energías Renovables y Cambio Climático.