* En el exhorto, diputadas y diputados de la LXIV Legislatura expresan que algunos hospitales públicos y privados incumplen con medidas sanitarias, y contaminan

San Raymundo Jalpan, Oax.- El Congreso local hizo un llamado a dependencias federales y estatales, a fin de tener un mayor control sobre la disposición final de los residuos biológicos-infecciosos de hospitales públicos y privados, para evitar que sean arrojados a los cauces de ríos y arroyos en toda la entidad.

 

En la propuesta aprobada en la sesión del 18 de marzo, legisladoras y legisladores acordaron exhortar a la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y a la Secretaría de Salud de Oaxaca (Sso), a implementar mecanismos y medidas para que el manejo de los residuos hospitalarios no representen un riesgo para el medio ambiente y tampoco para la salud pública, por el riesgo de contagio que representan.

 

El punto de acuerdo detalla que, aunque la gestión de residuos peligrosos es una atribución que compete exclusivamente a la Federación, también, existe la posibilidad de establecer mecanismos de coordinación y prevención entre las dependencias de las entidades federativas.

 

La norma NOM-087- SEMARNAT- SSA/- 2002, define los residuos peligrosos biológico-infecciosos (RPB/’s), como aquellos materiales generados durante los servicios de atención médica que contienen agentes biológico-infecciosos y pueden causar efectos nocivos a la salud y al ambiente. Se clasifican en sangre, cultivos y cepas de agentes infecciosos, patológicos, residuos no anatómicos y objetos punzocortantes.

 

En el exhorto, se inscribe la preocupación de diputadas y diputados de la 64 Legislatura de que actualmente algunos hospitales, tanto públicos como privados, no cumplen con las medidas sanitarias suficientes, y realizan su descarga en los ríos y arroyos.

 

El documento pide con urgencia a la Sso, trabajar en el mejoramiento de las condiciones sanitarias del medio ambiente, además de proponer e implementar la infraestructura sanitaria suficiente, que procure niveles de sanidad mínimos entre la población.

 

A la Semaedeso se le recuerda que, como parte de sus funciones establecidas en la legislación estatal, tiene como objetivos principales: proteger, aprovechar de manera sustentable los recursos naturales de la entidad, preservar el equilibrio ecológico y prevenir las emergencias ecológicas.