San Raymundo Jalpan, Oax.- En sesión extraordinaria de este miércoles, la LXIV Legislatura del Congreso Local aprobó con 38 votos, La reforma y adiciones al Artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de bienestar social.  Esta Legislatura se convirtió en la primera, en el concierto de las 32 legislaturas estatales, en avalar dicho ordenamiento para que se eleve a rango Constitucional.

Cabe recordar que los pasados días 10 y 24 de marzo, la Cámara de Diputados y de Senadores, respectivamente, aprobaron dichos cambios en la Carta Magna, para que el Estado garantice la entrega de apoyos económicos a la población que tenga discapacidad permanente, a las personas mayores de 68 años, becas para las y los estudiantes en condición de pobreza, así como brindar servicios de salud a quienes no tienen seguridad social.

La reforma, garantiza la viabilidad Constitucional al Sistema Nacional de Salud para el Bienestar, los apoyos económicos a personas con discapacidad permanente e indígenas, así como las pensiones a adultos mayores de 68 años.

También, garantiza la instauración de becas en todos los niveles escolares de educación público: Becas Educativas, en el nivel básico; Becas Benito Juárez, en el nivel medio superior; Becas Elisa Acuña, para la profesionalización de egresados y docentes y Jóvenes Escribiendo el futuro.

Así, conforme a lo establecido en el artículo 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que señala que: “Para que las adiciones o reformas a la propia Carta Magna tengan validez, deben ser aprobadas por la mayoría de las legislaturas de los Estados y de la Ciudad de México”, congresistas oaxaqueños, votación económica, aprobaron la modificación constitucional.

El dictamen reforma el Artículo 4 de la Constitución para garantizar la extensión progresiva de seguridad social para la población que se encuentra en estado de vulnerabilidad.

Crea un sistema nacional de salud para personas que no cuentan con acceso a la seguridad social. Tiene como finalidad asegurar la extensión progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud para la atención integral y gratuita de este sector poblacional.

Establece además que el Estado garantizará el apoyo económico a personas con discapacidad permanente, priorizando a menores de 18 años, indígenas, afromexicanas, y aquellas en condición de pobreza.

Incluye el derecho a una pensión no contributiva a las personas adultas mayores de 68 años en adelante. En caso de personas indígenas y afromexicanas, este apoyo se otorgará, a partir de los 65 años de edad.

De la misma manera, pone en marcha un sistema de becas para los estudiantes de todos los niveles escolares de educación pública, priorizando los que viven en familias en condiciones de pobreza. Esta medida pretende garantizar el derecho a la educación con equidad.

El dictamen aprobado por la Sexagésima Cuarta Legislatura, será enviado a la Cámara de Diputados federal para los efectos de ley correspondientes.