Congreso no ratificará a magistrada que se escondió para no ser notificada

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- La LXV Legislatura no ratificará o reelegirá a Alma López Vásquez en el cargo de magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca (TSJO), establece el dictamen de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia que encabeza la diputada de Morena, Lizeth Arroyo Rodríguez. 

El documento, ya fue presentado en primera lectura y en sesión extraordinaria del pleno, este jueves será aprobado. 

En su comparecencia, López Vásquez reprochó a las y los diputados que se le exhibiera por negarse a ser notificada del procedimiento. 

Para ella se montó un circo y aseguró que estaba “enterrando a su padre en el estado de Veracruz”. Pretendía seguir otros 15 años en el cargo.

El pasado 6 abril, el pleno del Congreso “fulminó” del cargo a José Luis Rios Cruz, quien al aferrarse a su cargo utilizó a la policía para evitar ser notificado que el Poder Legislativo le había iniciado un proceso de evaluación en el que determinaría su permanencia en el TSJE.

Fue por unanimidad de 31 votos a favor, como el pleno de la LXV Legislatura, determinó no ratificar en el cargo al magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado, 

En el caso de la magistrada, Alma López Vásquez, la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso del Estado, aplazó por una semana el proceso de evaluación.

La sesión de no ratificación del magistrado, José Luis Ríos Cruz, fue en sesión extraordinaria virtual con un solo punto del orden del día: la remoción de ese funcionario del Poder Judicial de Oaxaca que se ha caracterizado por proteger a feminicidas y violentadores de mujeres, según lo denunciado por diputadas de Morena.

En la sesión exprofeso no hubo posicionamientos y en menos de 5 minutos, las y los diputados de Morena, PT, PVEM, PUP, PRI, PAN, PRD y Panal fulminaron del cargo a Ríos Cruz.

Y es que Ríos Cruz y López Vázquez se han aferrado a sus magistraturas en el Poder Judicial de Oaxaca, donde perciben más de 180 mil pesos mensuales y “venden” la justicia al mejor postor, acusó el pasado martes, la presidenta de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia de la LXV Legislatura, Lizeth Arroyo Rodríguez, quien señaló que el primero de ellos utilizó a la policía para evitar ser notificado sobre el proceso de renovación.

“Justamente tenemos que ya van a finalizar su periodo; el magistrado José Luis se escondió en el sanitario de su oficina; ayer por la noche se intentó entregar la notificación, pero llamó a policías quienes pretendían intimidar con sus armas largas”, dijo e informó que ese jurisperito del TSJE también se amparó para ser removido del cargo.

En tanto, la magistrada Alma López se escondió debajo de su escritorio para evitar que se le entregara en su mano la notificación correspondiente.

“Los magistrados ya se acostumbraron a ganar más de 180 mil pesos mensuales y a vender la justicia al mejor postor”, lanzó la legisladora de Morena.

Arroyo Rodríguez relató que el pasado 3 de abril de abril, llevaron a cabo la sesión ordinaria de la Comisión Permanente de Administración y Procuración de Justicia, en donde tenían que comparecer la magistrada López Vásquez y Ríos Cruz, para iniciar su proceso de ratificación o no al cargo de magistrada y magistrado del Tribunal Superior de Justicia, pues están próximos a vencer sus nombramientos, cita a la que no se presentaron, a pesar de haberlos notificado tanto a ellos, como al magistrado presidente Eduardo Pinacho Sánchez para que se les hiciera llegar la notificación.  

error: Content is protected !!