Congreso analiza reforma a Ley de Salud para erradicar violencia obstétrica

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Con una reforma y adición a los artículos 56 y 62 de la Ley Estatal de Salud, el Congreso del Estado busca garantizar el derecho humano a la salud de calidad de las personas embarazadas.

La finalidad es prevenir y erradicar el trato irrespetuoso y ofensivo durante el trabajo de parto en las instituciones de salud, evitando con ello procedimientos coercitivos, o el rechazo de la admisión en los centros salud, negligencia o peor aun la falta de respeto y el maltrato durante la atención del parto.

Esto es así porque, el Estado está obligado a proporcionar con los mejores estándares de calidad los servicios de salud, por lo tanto, con la propuesta que hacemos se busca disminuir los daños obstétricos y emocionales de las mujeres embarazadas que se encuentran en un momento de vulnerabilidad durante el parto.

En tribuna, el diputado del Morena, Sergio López Sánchez, destacó que una de las prioridades del Gobierno de la Cuarta Transformación en Oaxaca, será el de generar un sistema de salud eficiente, con igualdad y sin discriminación, que ofrezca atención médica de calidad, infraestructura, personal médico y medicamentos, dando prioridad a los pueblos y comunidades con mayor porcentaje de pobreza.

Sobre todo tratándose de la mujeres en edad reproductiva, donde la salud materno-infantil constituye un objetivo básico de los pueblos porque en ella descansa la reproducción biológica y social del ser humano; es condición esencial del bienestar de las familias, y constituye un elemento clave para reducir las desigualdades y la pobreza.

Reconoció existe el gran reto de garantizar el acceso a servicios de salud de calidad, a través del modelo de atención a las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio con enfoque humanizado intercultural y seguro.

Por ello es necesario respaldar, mantener y crear políticas públicas encaminadas a mejorar la calidad de la salud materna, mediante la inclusión de apoyo a través de un acompañante elegido por la paciente, así como el de involucrar a las demás partes en los esfuerzos para mejorar la calidad de la atención y eliminar prácticas ofensivas e irrespetuosas.

La atención antes, durante y después del parto puede salvar la vida de las mujeres y los recién nacidos, dijo.

Propuso entonces modificar el marco jurídico para garantizar la salud de calidad, sobre todo de las embarazadas, para que durante este proceso sumamente delicado donde mas vulnerable se encuentra y requieren de ayuda emocional, atención y cuidados, puedan contar con el acompañamiento de una persona de confianza y de su entera elección.

“Garantizarles a que en todo momento se encuentre acompañada de una persona de su confianza es parte del fortalecimiento de la calidad de los servicios de atención médica materno infantil a que el Estado esta obligado a prestar, garantizando el derecho humano a la salud de calidad de las personas embarazadas”.

error: Content is protected !!