Cártel del Despojo alteró libros de notarios fallecidos para robar propiedades

Jaime Guerrero
Oaxaca, Oax.- El titular de la Consejería Jurídica y Asistencia Legal, Geovany Vásquez Sagrero, reveló que el Gobierno del Estado cuenta con información detallada sobre la manera en la que operaba el Cártel del Despojo en Oaxaca, por lo que a través de la Dirección General de Notarías ya se ha dado vista de manera oficiosa a la Fiscalía Anticorrupción por alteraciones encontradas en algunos libros notariales con cloro y sustancias corrosivas, lo que permitió a este grupo hacerse de bienes inmuebles de manera ilegal.
Vásquez Sagrero refirió que el Gobierno de Oaxaca colabora con las autoridades de los gobiernos de la Ciudad de México y del estado de Puebla, toda vez que se tiene conocimiento que fedatarios públicos oaxaqueños han actuado de manera irregular dando fe de actos de compraventa de inmuebles que han terminado en denuncias por despojo.
Además, detectaron una constante en los libros de notarios públicos fallecidos, sobre todo en las últimas hojas, donde algunos exfuncionarios y servidores públicos de alto nivel en la pasada administración aparecen como beneficiarios.
Vásquez Sagrero afirmó que en estos libros notariales, los cuales están siendo revisados en un cuarto oscuro de la Dirección General de Notarías y Archivo General de Estado, se ha encontrado mediante luz ultravioleta la presencia de cloro y otras sustancias corrosivas con las cuales fueron manipulados.
Señaló que en este entablado institucional en el que se ha identificado la participación de políticos, integrantes de sindicatos y de la delincuencia organizada; así como funcionarios del Registro Civil, Notarios Públicos, Instituto Catastral y Registro Público de la Propiedad, primero realizaban la búsqueda de propiedades con alta plusvalía.
Detalló que posteriormente se realizó la desaparición en el Registro Civil de las personas propietarias de dichos inmuebles; asimismo se realizó la inscripción de las nuevas escrituras en los libros notariales con diversos propietarios. Tanto en Catastro como en el Registro Público de la Propiedad se efectuaron los registros de los nuevos dueños con documentos falsos. De esta manera estas personas obtuvieron escrituras de los terrenos con fechas retroactivas.

Manifestó que en la obtención de estos bienes inmuebles se empleó la violencia física, extorsión, daños, homicidio y el desplazamiento.

error: Content is protected !!