Avanza con perspectiva de género primer juicio de Violencia Vicaria en la historia de Oaxaca  

  • La administración de la magistrada Berenice Ramírez Jiménez reiteró su compromiso y responsabilidad en casos que vulneren a las mujeres

Oaxaca, Oax.- El Juzgado de Control de Matías Romero Avendaño, llevó a cabo este jueves la audiencia inicial de Formulación de Imputación del primer caso de Violencia Vicaria en la historia de Oaxaca, en la que se impuso a la persona identificada con las iniciales R.F.R., la medida cautelar de prisión preventiva justificada, por hechos cometidos en perjuicio de su ex pareja.

En éste, como en otros casos que vulneran a las mujeres, el Poder Judicial del Estado de Oaxaca reiteró su compromiso y responsabilidad de actuar escrupulosamente desde el ámbito de su competencia, como parte de la política “Justicia Mujer” y de Cero tolerancia, impulsadas por la magistrada Berenice Ramírez Jiménez.

La detención de R.F.R., quien cuenta con otros procesos por Violencia Familiar, derivó de la orden de aprenhensión que le fue librada por el delito de Violencia Vicaria luego de la integración de la carpeta de investigación correspondiente a partir de la denuncia de su ex pareja, a quien violentaba negándose a tuviera contacto y convivencia con dos de sus hijos, uno de ellos una bebé de tres años de edad.

Este jueves, el Juzgado de Control de Matías Romero Avendaño realizó la audiencia inicial de Formulación de Imputación y el acusado fue recluido en un Centro de Reinserción Social a la espera de que se determine su situación jurídica, conforme al Debido Proceso.

Uno de los ejes centrales en la administración de la magistrada Berenice Ramírez Jiménez, donde todas las voces son y serán escuchadas, es la aplicación de una justicia con perspectiva de género, sensible, incluyente y accesible, con responsabilidad social.

La violencia vicaria es aquella que tiene como objetivo dañar a la mujer a través de sus seres queridos, especialmente sus hijas e hijos. En Oaxaca se tipificó como delito, en el mes de marzo pasado, con una pena de tres a nueve años de prisión y la sanción de 100 a 500 días, el valor de la unidad de medida y actualización; asimismo, al causante se le sujetará a tratamiento psicológico especializado.

error: Content is protected !!