Auditan obras ejecutadas con deuda pública de 3,500 mdp contratada por la administración de Murat

Jaime Guerrero
Oaxaca, Oax.- El gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, anunció que se ejecuta un proceso de auditoría a todas las obras que se ejecutaron con el Decreto 809, aprobado por la LXIV Legislatura –de mayoría del Partido Morena– mediante el cual se aprobó una deuda pública –financiamiento– de tres mil 500 millones de pesos para proyectos de infraestructura.
De acuerdo al mandatario, próximamente se informarán las observaciones realizadas, así como el proceso a seguir para fincar responsabilidades..
Durante el programa informativo de “Jueves de Gozona”, el mandatario oaxaqueño reiteró que en breve hará público los abusos, irregularidades y actos de corrupción que se presentaron en la administración pasada.
“En mi gobierno no habrá impunidad y se castigará a aquéllos que le robaron al pueblo”, reiteró.
“Sea quien sea, que la pague, para que se acabe para siempre el robo, el hurto al pueblo y el ocupar un cargo como una Secretaría o Dirección para robarle al pueblo”, dijo.
Jara Cruz prometió que su administración combatirá la corrupción y no permitirá la existencia de este tipo de actos que por décadas han lacerado a la sociedad, y afectado a los pueblos y comunidades.
Y es que dijo que los problemas más grandes de Oaxaca son la marginación, la pobreza y el olvido, que han colocado a la entidad, junto con los estados de Guerrero y Chiapas, en los últimos lugares a nivel nacional en educación y salud.
La denominada deuda pública de 3 mil 500 millones de pesos, aprobada mediante decreto 809, por la LXIV Legislatura el 3 de octubre de 2019, y publicada en el Periódico Oficial el 5 de octubre del mismo año, ha generado suspicacias y señalamientos de malversación de recursos por parte de las dependencias ejecutoras en la pasada administración de Alejandro Murat Hinojosa.
La autorización que se realizó para el financiamiento por un monto de hasta tres mil quinientos millones de pesos, sin incluir intereses, para destinarlo a inversión pública productiva, a la constitución de fondos de reserva y a los gastos y costos derivados de la contratación de los financiamientos, no se han transparentado totalmente.
 

En dicho decreto se determinaron que podrá instrumentarse a través de uno o varios créditos, hasta por un plazo de 20 años, por lo cual, dicho financiamiento debió destinarse en los términos siguientes.

Tres mil 275 millones 914 mil 800 pesos a inversión publica productiva, e infraestructura física, consistentes en construcción, mejoramiento y rehabilitación de caminos y puentes, bienes de dominio público, como espacio públicos, rehabilitación, modernización y ampliación de la red hidráulica, construcción, mejoramiento, y rehabilitación de mercados, infraestructura de telecomunicaciones en ciudad judicial, electrificaciones y alumbrados públicos, el proyecto de desarrollo interurbano del oriente de la zona metropolitana de Oaxaca, y la adquisición de un terreno para la reubicación de la zona militar. 

Y por el monto de 134 millones 85 mil 199 pesos, para la inversión de módulos para el desarrollo de infraestructura social, como la adquisición de toda clase de maquinaria para uso de construcción.

Así también, se facultó a la Secretaría de Finanzas para destinar con cargo al crédito hasta la cantidad de 90 millones de pesos, para la constitución de los fondos de reserva del financiamiento a los gastos y costos derivados de la contratación de los financiamientos. 
 
El pasado mes de noviembre del 2022, en la recta final de la administración de Murat Hinojosa, el entonces Secretario de Finanzas, Jorge Hidalgo Tirado, informó que el documento que, derivado de la autorización del  Congreso del Estado a través del Decreto 809, en 2020 se realizó el refinanciamiento de la deuda de largo plazo y la contratación de 3 mil 500 millones de pesos, para obras de infraestructuras.
Hasta el pasado mes de noviembre del 2022, sólo se habían ejercido 3 mil 367 millones de pesos.
El extesorero de Murat Hinojosa presumió la contratación del financiamiento por 3 mil 500 millones de pesos, utilizando una herramienta (spread de 0.34) mediante el cual se realizaron 39 disposiciones por un total de 3 mil 367 mdp, sólo cuando se contaba con Cuentas por Liquidar Certificadas (CLCs), es decir, cuando existió una factura que reflejara el avance físico y financiero de los proyectos.
Para cada disposición se contrataron coberturas de tasa de interés (swaps), bajo procesos competitivos transparentes y eficientes, que aseguran el pago de la deuda durante toda la vigencia del financiamiento con muy bajo costo y largo plazo (7.3% a 15 años).
Se autorizaron 208 proyectos de Caminos y puentes, Electrificaciones y alumbrados, Espacios públicos, Proyectos estratégicos, Proyectos de rehabilitación, modernización y ampliación de la red hidráulica, Módulos para el desarrollo, Mercados y Tecnologías, según lo reportado ante la LXV Legislatura, como parte de la Glosa del VI informe de Murat Hinojosa.
“Oaxaca lo tiene todo y solo nos faltaba una oportunidad para salir adelante; ahora existen estas condiciones. Siempre he dicho que quiero trabajar y ofrecer a ser un buen gobierno; acabar con la corrupción, poner fin a privilegios y terminar con todos esos males que ocasionan la pobreza”, señaló, al tiempo de convocar a las organizaciones a sumarse a este proyecto y hacer juntos un buen gobierno”, declaró Jara Cruz al referir las auditorías y proyectos en su gobierno.

Destacó que se tiene proyectado realizar diversas obras estratégicas, para impulsar el desarrollo de la entidad, como la autopista de la Ciudad de Oaxaca a Tuxtepec, la cual contará con el respaldo del Gobierno de México; el libramiento Sur, y el saneamiento de los ríos Atoyac y el Salado. “Son proyectos muy importantes; pero son las que se necesitan en el estado”, indicó.

error: Content is protected !!