Atiende Secretaría de las Culturas y Artes necesidades del personal de base

  • El secretario Víctor Cata reiteró la disposición al diálogo para escuchar a las y los dirigentes sindicales

Oaxaca de Juárez, Oax.- El secretario de las Culturas y Artes, Víctor Cata, reiteró la disposición al diálogo para escuchar y atender a las y los dirigentes sindicales de la base trabajadora para lograr soluciones y mantener el buen funcionamiento de la institución.

Explicó que en la Secretaría de las Culturas y Artes se cuenta con trabajadores agrupados en tres delegaciones del Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDCEO), de las cuales, solamente se manifestó la delegación 3P-101 que encabeza Leticia Quiroz.

Recordó que la Secretaría se cambió al inmueble ubicado en la Tercera Privada de Pinos número 105 en la colonia Reforma desde el 1 de mayo de 2021, y para la preservación de la salud de las y los trabajadores ante el Covid-19 se acordó que no asistieran a laborar para evitar riesgo de contagio.

Desde el inicio de la actual administración, indicó, las labores de la Secretaría de las Culturas y Artes continúan en dicho inmueble, y se ha respetado la decisión de las y los trabajadores para su regreso paulatino y voluntario.

Detalló que se buscó una nueva sede para reincorporar a todo el personal y se logró el acuerdo para que a partir de 2024 el personal se incorpore a sus labores en un inmueble que cumple con las condiciones necesarias para la operación administrativa y para el adecuado desempeño de las y los trabajadores.

Víctor Cata abundó que, por el momento, se hacen adecuaciones al edificio para que cumpla su propósito y dijo que se han realizado continuas visitas al lugar con personal de las secretarías de Infraestructuras y Comunicaciones, de Administración y el Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca para la supervisión y adecuación.

Recordó que una situación similar sucedió con el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo, cuya sede se encontraba en un edificio rentado, en San Felipe del Agua; hoy, está albergado en la Real Alhóndiga de Antequera, un inmueble que pertenece al Gobierno estatal, con condiciones dignas y sin pagar renta, lo que representa un ahorro significativo y cumple con el principio de austeridad, al que se apega la dependencia como uno de los valores del gobierno que encabeza Salomón Jara Cruz.

error: Content is protected !!