Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- A siete años del asesinato de Manuel Zepeda Lagunas y de Gustavo Estrada, por el conflicto registrado en la comunidad de Eloxochitlán de Flores Magón, en la región de la Cañada, las víctimas directas e indirectas denuncian la negación de su derecho a la justicia, pronta y expedita, por parte de las autoridades responsables del caso.

En entrevista, Elisa Zepeda Lagunas, quien es víctima de tentativa de homicidio y diversas agresiones, durante el conflicto registrado el 14 de diciembre de 2014 durante la Asamblea General Comunitaria, en la que se renovaría la autoridad de dicha población, refirió que los responsables de la impartición de justicia actúan con sesgo y bajo presión mediática.

Denunció que no ha existido un debido proceso para las personas afectadas, ni se han garantizado las medidas de protección y ayuda para las víctimas directas e indirectas, quienes aún son objeto de agresiones e intimidaciones.

Además de que, la actuación de los tribunales se ha sesgado por la presión mediática a la que han recurrido los agresores, quienes -dijo- pretenden evadir sus responsabilidades en los crímenes, con la bandera de luchadores sociales y presos políticos.

“Se pretende descolocar las muertes, las agresiones, y los daños. Se ha hecho oídos sordos a las exigencias de justicia de cada una de las víctimas, hasta este momento no existe garantía de no repetición”, declaró Zepeda Lagunas.

Reveló una serie de negligencias e irregularidades en el caso, entre ellas: la mala actuación del Juez Mixto de Primera Instancia, quien sin sustancia jurídica y violando el debido proceso, tras una reposición procesal y horas antes de irse de vacaciones, ordenó la liberación de Miguel P.B, en 2019, sin ninguna garantía a las víctimas.

De igual manera, el mismo Juez Mixto de Primera Instancia, nuevamente sin sustento jurídico alguno, puso en libertad a Omar Hugo M.A, Herminio M.A, Fernando G.M, Jaime B.F, Alfredo Bolaños P. y Wilfrido S.H, pese a que estas personas fueron detenidas con el cuerpo sin vida de Manuel Zepeda Lagunas en la batea de la camioneta usada como patrulla municipal en la que era trasladado en diciembre del 2014.

La víctima refieren que la liberación de los agresores abona a la impunidad, por los crímenes del 2014 en Eloxochitlán de Flores Magón, prueba de ello es que tras los recientes actos mediáticos emprendidos por la familia de los agresores, que también son familiares directos de Elisa Zepeda Lagunas, el pasado 15 de junio del 2021, el II Tribunal Colegiado en materia penal, se declaró incompetente para resolver el recurso de revisión que estos últimos promovieron ya que el juzgado cuarto les había negado el amparo.

Elisa Zepeda Lagunas indicó que esta situación es preocupante para las víctimas, porque se advierte la influencia de campañas mediáticas de los agresores en la decisión de los máximos órganos jurisdiccionales de nuestro sistema de justicia.