Jaime Guerrero

Oaxaca, OAx.- El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero, aseguro que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, construyó y utiliza la estructura de los llamados “Servidores de la Nación”, pertenecientes a la Secretaría de Bienestar, como una estructura electoral para llamar a votar a favor del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El dirigente partidista arribó a la entidad a sostener un encuentro con las pocas tribus y estructuras que quedan en el Partido del Sol Azteca en Oaxaca.

De acuerdo al dirigente del PRD, López Obrador construyó esas estructuras 4 meses antes de los comicios del pasado 1 de julio de 2018.

“Vemos una estrategia con los Servidores de la Nación. Están yendo a los municipios a entregar apoyos con el nombre de Andrés Manuel López Obrador, cuando el dinero es público”, acusó.

Avila Romero refirió que a partir de una queja que interpusieron ante el Instituto Nacional Electoral (INE), se logró que López Obrador compareciera; no obstante, solo envió un oficio.

Posteriormente el INE envía el expediente a la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Hoy, la Sala Especializada retorna al INE para que el órgano electoral realice una indagatoria más a fondo sobre los Servidores de la Nación.

El PRD logró acreditar -tras una investigación de 4 meses- que los Servidores de la Nación iban casa por casa llamando a votar antes de la elección, “hasta ahí todo es normal”, dijo.

Sin embargo, a partir del 1 de julio al mes de septiembre, esa misma estructura electoral hacen el censo para los programas sociales del gobierno de López Obrador, es decir, la estructura de un partido político se conveniente en parte medular de un programa institucional.

A partir del 1 de diciembre esa estructura de los Servidores de la Nación se convierten en servidores públicos, 18 mil 300 a nivel nacional, los cuales están encargados de repartir los programas sociales y cuestan al erario 4 mil millones de pesos.

Esa estructura está coordinada de manera central con Gabriel García en la Oficina de la Presidencia y justifica su gasto a través de la Secretaría de Bienestar a cargo de María Luisa Albores.

Los llamados Servidores de la Nación distribuyen 11 programas sociales. Tan solo este 2019 distribuyeron en efectivo y tarjetas, de manera individual y personalizada 190 mil millones de pesos y su presupuesto es de 280 mil millones de pesos.

De acuerdo a Ávila Romero, los llamados Servidores de la Nación lo que hacen con esas conductas es violar el artículo 134 constitucional, por ello se interpuso la denuncia ante el INE al promocionar de manera personal a López Obrador. El perredista aseguró que cuentan con más de 1 mil 500 pruebas documentadas ante el INE.

A juicio de líder del PRD, el actuar del gobierno de López Obrador forma parte de una regresión al sistema político nacional y se incurre en los viejos orígenes del presidencialismo.

En tanto, al igual que el dirigente del PAN, Marko Cortés, aseguró que el presidente no sólo quiere el control del Poder Ejecutivo, sino también del Legislativo y Judicial, lo que violenta la autonomía de cada uno de los poderes.

Citó el caso del caso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde el presidente Andrés Manuel López Obrador fue clave para la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora.

«Si ese ministro es o no corrupto, es la ley quien debe hacerse cargo del ministro. Lo que no debe haber es impunidad, y hoy pareciera que lo que se planeó desde la Suprema Corte es impunidad para el ministro», manifestó.

Sostuvo que la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador es ser él quien nombre al nuevo ministro.