Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- El presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura, Fredie Delfín Avendaño, afirmó que las modificaciones al artículo 114 de la Constitución, que dan paso a un órgano garante de transparencia, garantizan el uso adecuado y sin opacidad de los recursos públicos.

Tras la polémica que ha promovido el actual comisionado del IAIPO, Fernando Gómez, aseveró que el Poder Legislativo no está desapareciendo el órgano autónomo ni propiciando un retroceso en la materia.
Por el contrario, están transformando al actual Instituto Estatal de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Oaxaca (IAIPO) por un nuevo ente que a su juicio, verdaderamente garantice el acceso a la información pública, la transparencia y la rendición de cuentas, e incorpore el reconocimiento del buen gobierno.
Delfín Avendaño argumentó que la decisión se tomó después de realizar un diagnóstico por parte del Congreso del Estado, en el que se encontraron serias deficiencias en el instituto y una absoluta falta de voluntad de servicio por parte de las y los servidores públicos, entre ellos, Gómez, quien ya despidió a la sobrina del senador de la república, Salomón Jara Cruz, quien laboraba en el IAIPO y en su lugar designó a otros directivos.

Insistió que el marco jurídico del extinto IAIPO no cuenta con mecanismos administrativos ni jurídicos para sancionar el incumplimiento de las instituciones de dar acceso a la información; ni tampoco tiene mecanismos para que la ciudadanía pueda exigir sus derechos.

Delfín Avendaño afirmó que la reestructuración, respecto a integrantes y funciones del nuevo organismo autónomo, amplía funciones y homologa los trabajos de transparencia estatales con el federal.

Fue el pasado 15 de abril con 28 votos a favor que las y los diputados probaron la nueva Ley del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción, con el que desaparece el Comité de Participación Ciudadana (CPC) y crea el Consejo de Participación Ciudadana.

Con esto los actuales miembros de dicho órgano dejarán de ejercer sus funciones al término de 30 días posteriores a la entrada en vigor de la nueva ley, y se designarán nuevos.

En tanto con la desaparición del Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca (IAIP), dieron paso al Órgano Garante de Transparencia, Protección de Datos Personales y Buen Gobierno.