Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Luego de que los diputados locales Magda Isabel Rendón Tirado y Gustavo Díaz Sánchez, ambos del PRI; se arrepintieron y retiraron sus impugnaciones por la confirmación de la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva del Congreso del Estado, el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) desechó, por improcedentes, los juicios JDC 305 y 307/2018 presentados por esos  legisladores, debido a que ya habían llegado a un acuerdo con el grupo de diputados de Morena, que apoyan a Laura Estrada Mauro como su coordinadora de bancada, al obtener posiciones.

También, con el voto razonado de la Magistrada Elizabeth López Bautista, se desechó  la demanda integrada en el Juicio Electoral JE/02/2018, mediante el cual el ciudadano Eugenio Martínez Hernández, impugnó el Acta de Sesión Ordinaria de fecha quince de noviembre de 2018, en la parte relativa a la constitución, aprobación y toma de protesta de la coordinadora de la fracción parlamentaria denominada “Mujeres Independientes”, que integran las diputadas Aleida Tonelly Serrano Rosado y Elim Antonio Aquino, otorgada por el Pleno de la LXIV Legislatura.

Lo anterior, porque el acto impugnado incide propiamente en el ámbito del derecho parlamentario, ya que se trata de una actuación atribuida al congreso del Estado de Oaxaca, que tiene como objeto regular las actividades y trabajo interno del órgano legislativo, y este tipo de actos se encuentran desvinculados de los elementos del derecho político electoral de votar y ser votados.

Asimismo, desecharon la demanda iniciada por Isabel Rendón Tirado y Gustavo Díaz Sánchez, quienes controvirtieron los procesos de designación de los integrantes de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura, porque los demandantes presentaron un escrito de desistimiento y al no comparecer en la diligencia de ratificación señalada por el Magistrado Instructor, se hizo efectiva la prevención ordenada, en el sentido de tenerles por ratificados sus respectivo escritos de desistimiento.

Y es que la incesante disputa de posiciones en la estructura administrativa y comisiones del Congreso del Estado, en la recién instalada LXIV Legislatura, trabo acuerdos y además del bloque de 9 diputados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que se ponen a su coordinadora parlamentaria, Laura Estrada Mauro, por negarles posiciones, el PRI, se alió a los morenistas disidentes y había impugnado la designación de la morenista como Presidenta de la Junta de Coordinación Política, ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO).

Gustavo Díaz Sánchez, diputado del PRI y compadre del coordinador de la fracción parlamentaria PRI, Alejandro Avilés Álvarez, presentó ante ese órgano jurisdiccional, un Juicio para la Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano, contra lo que a su juicio es una ilegal designación de Estrada Mauro, como coordinadora de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura.

El PRI también había sido relegado del proceso de negociación en la asignación de posiciones en la estructura administrativa y comisiones del Congreso el Estado, en la actual Legislatura.

“Me causa agravios la designación de Laura Estrada Mauro, como Presidenta de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura”, plasmó en su escrito de impugnación.

“La no valoración que hicieron los responsables de los artículos 33, 34, 39, 41 y 44 de la ley orgánica del Poder Legislativo, así como el artículo 23 del reglamento interior del Congreso del Estado, en la designación del Presidente de la Junta de Coordinación Política, violentó en mi perjuicio la garantía de legalidad consagrada en el párrafo tercero del artículo 2 de la Constitución de Oaxaca” (sic), agrega en el documento.

El polémico priista fue aliado estratégico de los 9 diputados opositores a Estrada Mauro y aseguró en su escrito de impugnación que la Presidencia de la Junta de Coordinación Política y la Vicepresidencia de la Mesa Directiva –posición que peleó desde el inicio de la actual Legislatura el PRI–, recaen sobre dos diputados que pertenecen al mismo grupo parlamentario.

Sin embargo, al priista olvidó que la ley orgánica del poder no refiera a la vicepresidencia de la mesa directiva, que actualmente es ostentada por el diputado de Morena, Pavel Meléndez Cruz.

Y al involucrarse en la disputa interna de Morena y utilizar la fragmentación de los morenistas en la LXIV Legislatura, el diputado del PRI cita la sesión del pasado 15 de noviembre del 2018, en la cual los diputados de Morena, se enfrascaron en una discusión por la firma del acta de apoyo a Estrada Mauro como su coordinadora parlamentaria y en la que los opositores a ésta, a gritos pedían un receso que no les fue concedido, debido a que el pleno votó y decidió por mayoría negarlo, incluido Díaz Sánchez.

No obstante, Díaz Sánchez fingió amnesia y en su impugnación, dedujo que ningún integrante del Grupo Parlamentario de Morena, podía ocupar la Presidencia de la Junta de Coordinación Política, porque ordenó al TEEO, resolver que se lleve a cabo una nueva designación en la Presidencia de la Junta de Coordinación Política, “en el que podré ejercer y materializar mis derechos políticos, con la oportunidad de ocupar la presidencia de la Junta de Coordinación Política”, (re-sic).

Sin embargo, Díaz Sánchez, para ser designado Presidente de la Junta de Coordinación Política, primero tendría que ser designado coordinador de la fracción Parlamentaria del PRI, cargo que ocupa su compadre Avilés Álvarez, pero también su partido, el PRI, tendría que ser la primera y mayoritaria fuerza política en el Congreso del Estado, y no lo es, solo tiene 6 diputados.