* En casos de pensiones alimenticias, guardas y custodias, separación de cónyuges, que aun cuando son cuestiones urgentes, se retrasan: Abogado

Francisco Vásquez

Oaxaca, Oax.- La administración de justicia pronta y expedita es una de las principales exigencias de la sociedad. El artículo 17 de la Constitución General de la República establece que ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho.

Dicho precepto, en su segundo párrafo manifiesta: “Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando en consecuencia, prohibidas las costas judiciales”.

Respecto a ello, el abogado litigante Jaime Marcial Cruz, en entrevista señaló que lamentablemente en Oaxaca, la administración de justicia se vuelve lenta con violación flagrante al citado artículo 17 de la Carta Magna, “en los juzgados civiles y más en materia familiar son extremadamente lentos, la ley refiere que una vez iniciada una demanda debe admitirse en tres días, pero el juzgador la admite hasta los quince, veinte días, o hasta un mes”, expuso.

Refirió que persiste una grave dilación en los procedimientos familiares, en casos de pensiones alimenticias, guardas y custodias, separación de conyugues, que aun cuando son cuestiones urgentes, se retrasan.

Dijo que es de reconocer que hay juzgadores que cuentan con amplia experiencia; sin embargo, cuando hay cambios de titulares en los juzgados, llega personal que no tiene la capacidad necesaria para atender la carga de trabajo, lo que provoca que se retrasen los asuntos y muchas veces se tomen criterios erróneos o ilegales, que como litigantes tienen que recurrir a recursos o al juicio de amparo en su caso, para resarcir los daños a cualquiera de las partes.

Además, respaldados por su sindicato, en muchas ocasiones personal de archivo, oficiales administrativos y secretarios judiciales no se encuentran en el área de trabajo, argumentando que realizaban actividades de índole personal o que se encontraban en reunión, lo que agrava la situación.

En tanto, consideró que hace falta una mejor infraestructura, ya que las instalaciones con las que cuentan los juzgados civiles, familiares y penales del Distrito Judicial del Centro, así como los juzgados foráneos se encuentran rebasadas, lo que obstaculiza la impartición de justicia pronta y expedita.