Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Colaboradores del exdirector de la paraestatal Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, protestaron en la sede del Partido Revolucionario Institucional para presionar a la cúpula estatal de ese instituto político, para que ceda una candidatura a un cargo de elección popular federal a su jefe político.

La protesta se orquestó en el hotel Los Olivos, ubicado en la calzada Madero, a escasos 300 metros de la sede del PRI en la agencia de Santa Rosa. Ahí se concentraron los colaboradores cercanos de Ramírez Puga Leyva y esperaron reunir a un grupo de jóvenes y mujeres, para entregarles playeras, gorras y pancartas, incluso dinero, para protestar en la sede tricolor.

Al preguntar con sus colaboradores cercanos, confirmaron que invitaron a los medios de comunicación; sin embargo, existió descoordinación para fijar posicionamiento en ese lugar. Héctor Guzmán Cruz, quien se dijo delegado del distrito 3 de la Red Jóvenes por México, dijo que Ramírez Puga Leyva es quien debe ser el candidato.

No al “dedazo”, no a la “imposición” arengaban los colaboradores del exdirector de Liconsa, frente a la inminente designación de Raúl Bolaños Cacho Cué como candidato al Senado de la Republica, en primera fórmula, que postulará el Partido Verde Ecologista de México, en su alianza con el PRI.

En un primer momento fueron recibidos por la dirigente de la CNOP, María del Carmen Ricárdez Vela. Las arengas no cesaban.

Tras minutos de reclamos, la secretaria general del PRI, Mariana Nassar Piñeyro, recibió a los colaboradores del exdirector de Liconsa.

De su lado, fuentes del PRI confesaron que el exdirector de Liconsa presiona para lograr una candidatura a diputado federal plurinominal, y pese a que le ofrecieron una diputación local plurinominal, la rechazó.

Así, de cara las definiciones finales de las candidaturas de mayoría y plurinominales en el PRI, PVEM y Nueva Alianza, los actores en esos institutos políticos, hacen presión.