Chocan AMLO, PRI y PAN por nueva versión de ‘partida secreta’

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- El 25 de abril la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular un dictamen que reforma el artículo 74 de la Constitución para eliminar y desaparecer las partidas secretas del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Sin embargo, el tema de las partidas secretas volvió a la discusión pública este martes, cuando el Senado de la República dio luz verde a la Ley Federal de Austeridad Republicana. El artículo de esta ley que causó controversia es el 61, que dice textualmente:

El dictamen aprobado el pasado 25 de abril, indica que las partidas secretas eran recursos públicos que sirvieron como «la caja negra del presupuesto nacional». En concreto, las partidas secretas eran recursos de ingresos federales que se gastaban en condiciones de completa discrecionalidad del presidente de la República en turno.

Con las partidas secretas, el presidente de México tenía la facultad de autorizar el incremento de gastos ya presupuestados, o crear nuevas erogaciones no previstas

Este miércoles, durante la conferencia de prensa mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que esto “ya era facultad del presidente” y que la Secretaría de Hacienda será la que podrá reprogramar y transferir recursos.

“De una u otra manera ya es una facultad del presidente. Tiene que ver básicamente con Hacienda. La Secretaría de Hacienda tiene la facultad para reprogramar y transferir recursos.

“No sabía esto, pero yo al mismo tiempo traslado la facultad a la Secretaría de Hacienda, que es lo que vienen haciendo», comentó.

No obstante, rechazó tener una partida secreta para decidir el destino de los ahorros del presupuesto mediante decretos y pidió no ser comparado con el ex presidente, Carlos Salinas de Gortari.

“No puedo decirlo, pero no me comparen, no somos lo mismo, respeten por favor”, expresó al ser cuestionado sobre lo establecido en el Artículo 61 de la Ley de Austeridad.

No obstante, en el dictamen aprobado en el Senado de la República el pasado 2 de julio, establece:

«Los ahorros generados como resultado de la aplicación de dichas medidas (de austeridad) deberán destinarse, en los términos de las disposiciones generales aplicables, a los programas del ejecutor del gasto que los genere. Por cuanto hace al Poder Ejecutivo Federal, dichos ahorros se destinarán a los programas previstos en el Plan Nacional de Desarrollo o al destino que por decreto determine el titular».

El dictamen devuelto a la Cámara de Diputados, adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, y de la Ley Federal de Presupuesto de Responsabilidad Hacendaria.

Con la expedición de la Ley Federal de Austeridad Republicana de Estado, quedarían eliminadas las pensiones de retiro a los expresidentes de la República, distintas de aquellas que otorga el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Además, se anularía la contratación de seguros médicos, de vida y separación individualizada o colectiva.

Limita el uso de bienes muebles e inmuebles, propiedad del Estado y de los recursos humanos al servicio del mismo. Su cumplimiento tiene fines de utilidad pública y de servicio directo a la población para reducir el costo al erario federal.

PRI-PAN rechazan Partida Secreta de AMLO

Por lo pronto, el Partido Acción Nacional (PAN), consideró que estos ahorros aprobados por el Senado son una nueva versión de la “partida secreta”.

Marko Cortés, líder nacional del panismo, aseguró este miércoles que «la partida secreta de López Obrador no la tuvo ni Salinas de Gortari».

Cortés informó que el PAN utilizará todos los recursos legales y recurrirá a todas las instancias para oponerse a la “partida secreta” para el presidente.

“Es muy preocupante que Morena haya utilizado su fuerza bruta, sin escuchar al PAN y otras voces que se opusieron, para aprobar una medida que confiere al presidente la facultad para utilizar el dinero de los recortes a programas sustantivos, mal llamados ahorros del gasto público, a su leal saber y entender, sin rendir cuentas a nadie, como en los tiempos del viejo PRI”, dijo Marko Cortés.

La diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI) señaló que el uso discrecional de recursos por parte del Ejecutivo federal a través de decretos, «una partida secreta», será rechazada por su bancada en la Cámara de Diputados durante el análisis de la Ley Federal de Austeridad.

Lo anterior, al ser cuestionada sobre esta disposición contenida en la citada ley, la cual fue aprobada por los senadores este martes, en sesión extraordinaria, y devuelta a la Cámara de Diputados para su ratificación.

«En la Cámara de Diputados se analizarán los cambios realizados a la minuta y, seguramente, ésta será una de las modificaciones que se rechazarán”, indicó la diputada en declaraciones a la prensa, en el marco de la Comisión Permanente, que sesiona en el Senado de la República.

Subrayó que Morena podría imponerse en la Cámara baja; sin embargo, «eso no quita que haya recursos para impugnar las decisiones legislativas».

«No solamente existe el recurso conocido de la inconstitucionalidad, sino también los amparos», precisó.

error: Contenido protegido !!