Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- A casi ocho meses del ataque con ácido que sufrió la saxofonista María Elena Ríos, el exdiputado local del PRI, Juan Antonio V.C., señalado como el autor intelectual del ataque con ácido a la saxofonista oaxaqueña, María Elena Ríos Ortiz, fue detenido la mañana de este lunes por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca.

La detención se da a menos de una semana de la captura de Rubén L.C. El Chárrez, gente de confianza del empresario gasolinero.

De acuerdo con los primeros reportes, Juan Antonio V.C. fue trasladado a las instalaciones del C4 y en breve será entregado a personal de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) para ser trasladado ante el Juez Control de Huajuapan de León para realizarle la audiencia y notificarle de los delitos que se le acusan, entre ellos, feminicidio en grado de tentativa.

Por el delito de intento de feminicidio se encuentran detenidos también Ponciano H. ocurrida el 23 de diciembre de 2019, Ruvicel H.R realizada el 25 de diciembre de 2019, quienes fueron señalados como autores materiales del atentado cometido l 9 de septiembre de 2019 en Huajuapan de León. Por su parte Rubén L.C. El Charrez, fue detenido el pasado 1 de abril.

Hasta el momento continúa prófugo de la justicia “Tony” hijo de Juan Antonio V.. quien también habría tenido participación en los hechos como autor intelectual del crimen.

La Fiscalía General del Estado ofrecía una recompensa de un millón de pesos a quién proporcionara información sobre el paradero del empresario.

En fotografías circuladas de la aprehensión del ex diputado del PRI, se observa al también empresario gasolinero sonriente e incluso posando junto con el Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Raúl Salcedo Rosales; así como el polémico Guillermo del Pozo, subsecretario de Información de la SSPO, quien es señalado de presuntas irregularidades en la dependencia.

La foto del titular de la SSP, donde posa con el exdiputado de PRI, le ha generado una andanada de críticas por presuntamente violar el debido proceso. Lo cierto es que la SSP ha rebasado el trabajo de la Fiscalía General del Estado, entorno al caso del ataque de la joven saxofonista, María Elena.

En su cuenta de Twitter la fiscalía de Oaxaca sólo señaló que, tras la ejecusión de la orden de aprehensión, presentarán al imputado ante la autoridad judicial para ser juzgado en torno al caso de María Elena Ruíz Ortiz. Y manifestaron que “ratificamos nuestro compromiso con las mujeres víctimas de delitos”.

De igual forma el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa anunció: “hemos detenido a Juan Antonio Vera Carrizal quien enfrentará a la justicia por el terrible hecho de violencia cometido contra María Elena Ríos, joven saxofonista oaxaqueñas. Más tarde la @FISCALIA-GobOax y @SSPO_GobOax darán más datos”.

Un video también circulado en redes sociales muestra el momento del arribo Vera carrizal a las instalaciones del C4 de la SSPO. El exlegislador local, va bordo de una camioneta custodiada por otra y una motocicleta. Al detenido en ningún momento se le ve esposado por lo que ha circulado la versión de su presunta entrega voluntaria.

El 9 de septiembre de 2019, María Elena Ríos Ortiz fue atacada con ácido al interior de su domicilio por Ruvicel H.R, quien de acuerdo a su declaración habría sido contratado por Juan Antonio V.C. para realizar este atentado contra la joven de 26 años de edad.

De acuerdo con la declaración de Ruvicel, quien trabajó un tiempo como chalán en la construcción de una gasolinera del empresario, recibió 30 mil pesos por cometer el delito, mismos que le fueron pagados por Rubén L.C El Chárrez y por El Tony o El Gordo, Hijo de Juan Antonio V.C.

Ruvicel H.R y su padre Ponciano H, se trasladaron a Huajuapan de León. El primero ingresó a la vivienda de Ríos Ortiz bajo pretexto de la realización de un trámite de visa, servicio que ofrecía la joven saxofonista. Estando ahí le lanzo casi medio litro de una sustancia corrosiva y huyó del lugar.

Desde el inicio del ataque Ríos Ortiz señaló directamente a Juan Antonio V.C. como su agresor, pero no fue hasta enero, y bajo presión social, que la Fiscalía de Oaxaca puso atención en el caso, reclasificó el delito y logró la detención de los antes mencionados.